View All Pages

Cáncer de mama metastásico - Introducción

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: encontrará algo de información básica sobre esta enfermedad y las partes del cuerpo que puede afectar. Esta es la primera página de la Guía para el cáncer de mama metastásico de Lineagotica. Use el menú para ver otras páginas. Piense en ese menú como un mapa para recorrer la guía completa.

Acerca del cáncer de mama metastásico

El cáncer se origina cuando las células saludables empiezan a cambiar y proliferar sin control, y forman una masa o un conglomerado de células que se denomina tumor. Un tumor puede ser canceroso o benigno. Un tumor canceroso es maligno, lo que significa que puede crecer y diseminarse a otras partes del cuerpo. Un tumor benigno significa que el tumor puede crecer pero no se diseminará.

Cuando el cáncer de mama está limitado a la mama y/o a las regiones de los ganglios linfáticos cercanos, se llama cáncer en etapa inicial o localmente avanzado. Lea acerca de estas etapas en una guía diferente en Lineagotica. Cuando el cáncer de mama se disemina a un área distante de aquella en la que se inició, los médicos dicen que el cáncer es “metastásico”. Llaman al área de diseminación “metástasis”, ya sea un área o varias, si el cáncer se ha diseminado a varios lugares. La enfermedad se llama cáncer de mama metastásico. Otro nombre del cáncer metastásico es “cáncer de mama de etapa IV (4)”.

Los médicos pueden también llamar al cáncer de mama metastásico “cáncer de mama avanzado”. Sin embargo, este término no se debe confundir con el “cáncer de mama localmente avanzado”, que es el cáncer de mama que se ha diseminado a tejidos o ganglios linfáticos circundantes pero no a otras partes del cuerpo.

El cáncer de mama metastásico puede diseminarse a cualquier parte del cuerpo. Con más frecuencia se disemina a los huesos, el hígado, los pulmones y el cerebro. Incluso después de que el cáncer de mama se disemine, todavía se llama según el área en la que comenzó. Esto se llama “lugar primario” o “tumor primario”. Por ejemplo, si el cáncer de mama se disemina a los pulmones, los médicos lo llaman cáncer de mama metastásico, no cáncer de pulmón. Esto se debe a que el cáncer comenzó en las células mamarias.

El cáncer de mama metastásico puede desarrollarse cuando las células del cáncer de mama se separan del tumor primario e ingresan en el torrente sanguíneo o el sistema linfático. Estos sistemas transportan fluidos por el cuerpo. Las células cancerosas pueden alejarse a través de los fluidos del tumor original. Las células pueden asentarse y crecer en una parte diferente del cuerpo y formar nuevos tumores.

Con mayor frecuencia, los médicos diagnostican cáncer de mama metastásico después de que una persona previamente haya recibido tratamiento para un cáncer de mama en una etapa más inicial (no metastásico). Los médicos en ocasiones llaman a esto “recurrencia distante” o “recurrencia metastásica”.

A veces, el primer diagnóstico de cáncer de mama se produce cuando ya se ha diseminado. Los médicos lo llaman cáncer de mama metastásico “de novo”.

Tipos de cáncer de mama

Existe varios tipos de cáncer de mama, y cualquiera de ellos pueden presentar metástasis. La mayoría de los cánceres de mama comienzan en los conductos o lóbulos, y se denominan carcinomas ductales o carcinomas lobulares:

  • Carcinoma ductal. Estos cánceres se originan en las células que recubren internamente los conductos de la leche y conforman la mayoría de los cánceres de mama.

  • Carcinoma lobular. Este cáncer se origina en los lóbulos.

Los tipos de cánceres de mama menos frecuentes incluyen:

  • Medular

  • Mucinoso

  • Tubular

  • Metaplásico

  • Cáncer de mama papilar

  • El cáncer de mama inflamatorio (en inglés) es un tipo de cáncer de rápido crecimiento que representa, aproximadamente, del 1 % al 5 % de todos los casos de cáncer de mama.

  • La enfermedad de Paget es un tipo de cáncer que comienza en los conductos del pezón.

El cáncer de mama puede desarrollarse en hombres y mujeres. Sin embargo, el cáncer de mama en hombres (en inglés) es raro, y representa menos del 1 % de todos los cánceres de mama.

Subtipos de cáncer de mama

El cáncer de mama no es una única enfermedad, incluso entre el mismo tipo de cáncer de mama. Cuando se le diagnostica cáncer de mama, el médico recomendará análisis de laboratorio en el tejido canceroso. Si se le ha diagnosticado cáncer de mama metastásico después de recibir tratamiento por cáncer de mama no metastásico, es recomendable que el médico repita las pruebas para establecer si las células del tumor han cambiado de algún modo. Estas pruebas ayudarán al médico a obtener más información sobre el cáncer y elegir el plan de tratamiento más eficaz. El cáncer de mama metastásico no se cura pero se puede tratar. Muchos pacientes siguen viviendo bien durante muchos meses o años con la enfermedad, y los tratamientos siguen mejorando.

Las pruebas pueden determinar si el cáncer es:

  • Receptor de hormonas positivo. Los cánceres de mama que expresan receptores de estrógeno (estrogen receptors, ER) o receptores de progesterona (progesterone receptors, PR) se denominan cánceres con “receptor de hormonas positivo”. Estos receptores son proteínas que se encuentran en las células y sobre ellas. Los tumores que tienen receptores de estrógeno se denominan “receptores de estrógenos positivos”. Los tumores que tienen receptores de progesterona se denominan “receptores de progesterona positivos”. Estos cánceres pueden depender de las hormonas estrógeno y/o progesterona para su proliferación. Los cánceres receptores de hormonas positivos pueden producirse en cualquier edad. Sin embargo, pueden ser más frecuentes en las mujeres que han pasado la menopausia. Aproximadamente, del 60 % al 75 % de los casos de cáncer de mama presentan receptores de estrógeno y/o progesterona. Si el cáncer no presenta ER ni PR, se llama “receptor de hormonas negativo”.

  • HER2 positivo. Aproximadamente, entre el 15 % y 20 % de los cánceres de mama dependen de un gen llamado receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (human epidermal growth factor receptor 2, HER2) para su proliferación. Estos cánceres se denominan “HER2 positivo” y tienen muchas copias del gen HER2 o niveles altos de la proteína HER2. Estas proteínas también se denominan “receptores”. El gen HER2 produce la proteína HER2, que se encuentra en las células cancerosas y es importante para el crecimiento de las células tumorales. Los cánceres de mama HER2 positivos crecen más rápidamente. También pueden ser o bien con receptor de hormonas positivo o bien con receptor de hormonas negativo (consulte más arriba). Los cánceres que no contienen proteína HER2 o contienen niveles bajos de ella y/o pocas copias del gen HER2se denominan “HER2 negativo”.

  • Triple negativo. Si el tumor de una persona no expresa ER, PR ni HER2, se dice que el tumor es “triple negativo”. El cáncer de mama triple negativo representa aproximadamente el 15 % de los casos de cáncer de mama invasivo. Este tipo de cáncer de mama parece ser más frecuente entre las mujeres más jóvenes y particularmente entre las mujeres de raza negra más jóvenes. El cáncer de mama triple negativo puede crecer más rápidamente. Los cánceres de mama triple negativo son el tipo de cáncer de mama más frecuente que se diagnostica en mujeres con mutaciones del gen BRCA1. Esto significa que presenta más probabilidades de tener una mutación del gen BRCA1 si se le ha diagnosticado cáncer de mama triple negativo. Todas las personas que padecen cáncer de mama triple negativo deben someterse a pruebas para detectar mutaciones del gen BRCA. Obtenga más información sobre las mutaciones del gen BRCA y el riesgo de cáncer de mama.

¿Busca algo más que una introducción?

Si desea obtener información adicional a esta introducción, explore estos temas relacionados. Tenga en cuenta que estos enlaces llevan a otras secciones en Lineagotica:

  • Hoja informativa: Lea una hoja informativa de 1 página en inglés que ofrece una introducción al cáncer de mama metastásico. Esta hoja informativa está disponible en PDF, de manera que es fácil de imprimir.

  • Guía de cáncer de mama: Consiga este cuadernillo gratuito de 52 páginas en inglés que la ayuda a comprender mejor el cáncer de mama. El cuadernillo está disponible en PDF, de manera que es fácil de imprimir.

  • Video educativo de Lineagotica para pacientes: Vea un breve video (en inglés) conducido por un experto de la American Society of Clinical Oncology en cáncer de mama metastásico, que brinda información básica y áreas de investigación.

La siguiente sección de esta guía es Estadísticas. Ayuda a explicar la cantidad de personas que reciben un diagnóstico de cáncer de mama y las tasas de supervivencia generales. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Estadísticas

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: encontrará información acerca de la cantidad de personas a las que se les diagnostica cáncer de mama cada año. También leerá información general sobre la supervivencia a la enfermedad. Recuerde, las tasas de supervivencia dependen de varios factores. Use el menú para ver otras páginas.

Se estima que este año, en los Estados Unidos, 268,670 (266,120 mujeres y 2,550 hombres) recibirán un diagnóstico de cáncer de mama invasivo. El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en las mujeres (excluido el cáncer de piel).

Alrededor del 5 % de las mujeres tienen cáncer de mama metastásico cuando este se les diagnostica por primera vez. Se necesitan más investigaciones para determinar cuántas personas con cáncer de mama no metastásico posteriormente presentan cáncer de mama metastásico.

El cáncer de mama es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer en las mujeres. Se calcula que este año se producirán unas 41,400 muertes (40,920 mujeres y 480 hombres) a causa del cáncer de mama. El cáncer de mama metastásico generará la amplia mayoría de dichas muertes.

La tasa de supervivencia a 5 años indica el porcentaje de personas que sobrevive al menos 5 años una vez detectado el cáncer. El término “porcentaje” significa cuántas personas de cada 100. La tasa de supervivencia a 5 años de las mujeres con cáncer de mama metastásico es del 27 %. La tasa de supervivencia a 5 años de los hombres con cáncer de mama metastásico es del 20 %.

Es importante recordar que el cáncer de mama puede tratarse en cualquier etapa. Los tratamientos del cáncer de mama metastásico están mejorando continuamente y se ha demostrado que ayudan a las personas con cáncer de mama metastásico a vivir más años con una mejor calidad de vida.

Además, las estadísticas de las tasas de supervivencia de las personas con cáncer de mama metastásico son una estimación. La estimación se basa en los datos anuales de una gran cantidad de personas que tienen este tipo de cáncer en los Estados Unidos. Además, los expertos calculan las estadísticas de supervivencia cada 5 años. En consecuencia, quizás la estimación no muestre los resultados de un mejor diagnóstico o tratamiento disponible durante menos de 5 años. Las personas deben hablar con el médico si tienen alguna pregunta sobre esta información. Obtenga más información sobre cómo interpretar las estadísticas (en inglés).

Estadísticas adaptadas de la publicación de la Sociedad Estadounidense Contra el Cáncer (American Cancer Society, ACS), Datos y cifras de cáncer 2018 (Cancer Facts and Figures 2018), y el sitio web de ACS.

La siguiente sección de esta guía es Factores de riesgo. Explica los factores que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar cáncer de mama metastásico. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Factores de riesgo

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: encontrará más información sobre los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer de mama metastásico. Use el menú para ver otras páginas.

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Si bien los factores de riesgo con frecuencia influyen en el desarrollo del cáncer, la mayoría no provoca cáncer de forma directa. Algunas personas con varios factores de riesgo nunca desarrollan cáncer, mientras que otras personas sin factores de riesgo conocidos sí lo hacen. Conocer los factores de riesgo y hablar con el médico al respecto puede ayudarlo a tomar decisiones más informadas sobre las opciones de estilo de vida y atención médica.

Factores de riesgo del cáncer de mama

La mayoría de las personas que desarrollan cáncer de mama en cualquier etapa no presentan factores de riesgo evidentes ni antecedentes familiares de cáncer de mama. Sin embargo, múltiples factores pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle la enfermedad. Visite la sección Factores de riesgo de la Guía para el cáncer de mama principal para obtener más información acerca de estos.

Factores de riesgo del cáncer de mama metastásico

Cualquier tipo de cáncer de mama puede hacer metástasis. No es posible predecir qué tipo de cáncer de mama tendrá metástasis. Si la metástasis sucede o no depende de varios factores, incluidos los siguientes:

  • El tipo de cáncer de mama, por ejemplo, cáncer de mama receptor de hormonas o bien HER2 positivo o triple negativo (consulte Introducción).

  • Cómo crece el cáncer. Por ejemplo, ¿se trata de un cáncer que crece rápidamente o lentamente?

  • La etapa del cáncer cuando se diagnosticó por primera vez, por ejemplo, el tamaño del tumor y si se encontró cáncer en los ganglios linfáticos cercanos.

No existe un modo comprobado de evitar por completo el desarrollo de un cáncer de mama metastásico. Se sigue investigando por qué se produce el cáncer de mama metastásico y cómo prevenir, reducir o poner fin al crecimiento de células metastásicas.

La siguiente sección de esta guía es Síntomas y signos. Explica los cambios en el cuerpo o los problemas médicos que puede provocar el cáncer de mama metastásico. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Síntomas y signos

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: encontrará más información sobre los cambios en el cuerpo y otras cosas que pueden indicar un problema que podría requerir atención médica. Use el menú para ver otras páginas.

Los síntomas y signos que pueden experimentar las personas con cáncer metastásico dependen del lugar y cuánto cáncer se haya diseminado. A veces, las personas con cáncer de mama metastásico no manifiestan ninguno de estos cambios. O bien la causa de estos síntomas puede ser otra afección médica diferente que no sea cáncer.

Los siguientes signos o síntomas deben analizarse con un médico.

Síntomas de la metástasis ósea

  • Dolor de huesos, espalda, cuello o articulaciones

  • Fracturas de huesos

  • Hinchazón

Síntomas de la metástasis en el cerebro

  • Dolor de cabeza

  • Convulsiones

  • Mareos

  • Confusión

  • Cambios de la visión, por ejemplo, visión doble o pérdida de esta

  • Cambios de personalidad

  • Pérdida del equilibrio

Síntomas de la metástasis en los pulmones

  • Falta de aliento

  • Dificultad para respirar

  • Tos seca constante

Síntomas de la metástasis en el hígado

  • Color amarillo de la piel y la parte blanca del ojo, llamado “ictericia”

  • Sarpullido o comezón en la piel

  • Dolor o hinchazón del vientre

Otros síntomas y signos

  • Pérdida del apetito

  • Pérdida de peso

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Fatiga

Si le preocupa algún cambio que ha experimentado, hable con su médico. Su médico le preguntará desde cuándo y con qué frecuencia ha experimentado los síntomas, entre otras preguntas. Esto es para ayudar a detectar la causa del problema, lo que se denomina diagnóstico.

Si el médico diagnostica cáncer de mama metastásico, el alivio de los síntomas es un aspecto importante de la atención y del tratamiento. Esto se puede denominar cuidados paliativos o atención de apoyo. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre los síntomas que experimenta, incluido cualquier síntoma nuevo o cambio en los síntomas.

La siguiente sección de esta guía es Diagnóstico. Explica qué pruebas pueden ser necesarias para obtener más información sobre la causa de los síntomas. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Diagnóstico

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: encontrará una lista de las pruebas, los procedimientos y las exploraciones frecuentes que los médicos usan para averiguar la causa de un problema médico. Use el menú para ver otras páginas.

Si se desarrolla cáncer de mama metastásico, puede causar o no síntomas. En ocasiones, estos síntomas pueden motivar al médico a que realice pruebas para localizar el cáncer de mama metastásico u obtener información si existe metástasis de un cáncer de mama anterior. También se pueden realizar pruebas para establecer una enfermedad metastásica si una paciente recibe un diagnóstico de cáncer de mama de avance local. Puede encontrar información sobre las etapas del cáncer de mama en la sección Diagnóstico de la Guía para el cáncer de mama principal. Las pruebas también pueden resultar de utilidad para llevar un seguimiento de la enfermedad. Los médicos también pueden hacer pruebas para determinar qué tratamientos podrían funcionar mejor.

Su médico puede considerar estos factores al elegir una prueba de diagnóstico:

  • sus antecedentes médicos;

  • sus síntomas;

  • la ubicación en el cuerpo del cáncer de mama;

  • los resultados del examen físico.

El médico puede recomendar las siguientes pruebas para diagnosticar cáncer de mama metastásico. No todas las pruebas mencionadas a continuación se utilizarán para todas las personas.

  • Radiografía. Una radiografía es un modo de crear una imagen de las estructuras internas del cuerpo usando una pequeña cantidad de radiación. Puede usarse una radiografía de tórax para determinar si el cáncer se ha diseminado de la mama a los pulmones.

  • Gammagrafía ósea. Se puede usar una gammagrafía ósea para detectar metástasis en los huesos. Esta usa un trazador radiactivo para examinar el interior de los huesos. El trazador se inyecta en una vena del paciente. Se acumula en zonas del hueso y se detecta mediante una cámara especial. En la cámara, los huesos saludables aparecen en gris. Las zonas de lesión, como las provocadas por el cáncer, aparecen de color oscuro. Algunos tipos de cáncer no provocan la misma respuesta de cura y no se detectarán en la gammagrafía ósea. Las áreas con artritis avanzada o que se hayan curado después de una fractura también tendrán una apariencia oscura.

  • Exploración por tomografía computarizada (computed tomography, CT o CAT). Se puede usar una exploración por CT (en inglés) para buscar tumores en los órganos fuera de la mama, como el pulmón, el hígado, los huesos y los ganglios linfáticos. Una exploración por CT toma imágenes del interior del cuerpo utilizando rayos X que se toman desde diferentes ángulos. Una computadora combina estas imágenes en una imagen detallada tridimensional que muestra anormalidades o tumores. Una exploración por CT se puede utilizar para medir el tamaño del tumor. En ocasiones, se administra un tinte especial, denominado medio de contraste, antes de la exploración, a fin de obtener mejores detalles en la imagen. El tinte se puede inyectar en una vena del paciente o puede administrarse en forma de líquido para tragar.

  • Estudio de tomografía por emisión de positrones (positron emission tomography, PET) o PET-CT. La PET-CT (en inglés) también puede usarse para determinar si el cáncer se ha diseminado a otros órganos fuera de la mama. Una PET generalmente se combina con una exploración por CT (consulte más arriba), lo cual se denomina PET-CT. Sin embargo, es posible que escuche al médico hablar de este procedimiento como simplemente una exploración por PET. La PET es una forma de crear imágenes de los órganos y los tejidos internos del cuerpo. Una pequeña cantidad de una sustancia azucarada radiactiva se inyecta en el cuerpo del paciente. Esta sustancia azucarada es absorbida por las células que utilizan la mayor cantidad de energía. Debido a que el cáncer tiende a utilizar energía de manera activa, este absorbe una cantidad mayor de la sustancia radiactiva. Luego, una exploración detecta esta sustancia para generar imágenes del interior del cuerpo.

    Las áreas que están más activas parecen puntos brillantes, y se puede medir la intensidad del brillo para describir mejor estas áreas. Además, se puede usar una PET-CT para medir el tamaño de los tumores y determinar, de forma más precisa, la ubicación de los puntos brillantes. La PET-CT también mostrará cualquier anomalía en el hueso, de forma similar a una gammagrafía ósea.

  • Imágenes por resonancia magnética (magnetic resonance imaging, MRI). Una MRI (en inglés) usa campos magnéticos, en lugar de rayos X, para producir imágenes detalladas del cuerpo. Se pueden usar las MRI para medir el tamaño del tumor. Antes de la exploración, se administra un tinte especial denominado medio de contraste a fin de crear una imagen más clara. Este tinte se puede inyectar en una vena del paciente o puede administrarse en forma de pastilla o líquido para tragar.

  • Análisis de sangre de bioquímica sérica. Estas pruebas se realizan con frecuencia para examinar los minerales en la sangre, como el potasio y el calcio, y las proteínas especializadas llamadas enzimas, que pueden ser anormales si el cáncer se ha diseminado. Estas pruebas también pueden evaluar específicamente qué tan bien funcionan el hígado y los riñones. Si bien estas pruebas pueden ser anormales si el cáncer se ha diseminado en el cuerpo, muchas afecciones no cancerosas también pueden producir cambios en los resultados de la prueba.

  • Hemograma completo (Complete Blood Count, CBC). Un hemograma completo (CBC; en inglés) mide la cantidad de tipos diferentes de glóbulos, como glóbulos rojos y glóbulos blancos, mediante el análisis de la muestra de sangre de una persona. Se realiza para asegurarse de que la médula ósea funciona bien.

  • Pruebas de marcadores tumorales en la sangre. Los marcadores tumorales séricos son proteínas tumorales que hay en la sangre de una persona. La presencia de altos niveles de un marcador tumoral sérico puede deberse al cáncer o a una afección no cancerosa. Las pruebas de marcadores tumorales pueden ser útiles para monitorear el crecimiento de la enfermedad recurrente o metastásica, junto con los síntomas y las pruebas por imágenes. No se deben usar marcadores tumorales para monitorear si hay recurrencia, ya que estas pruebas no parecen mejorar la posibilidad de recuperación del paciente. Obtenga más información sobre los marcadores tumorales del cáncer de mama (en inglés).

Análisis del cáncer

Una de las pruebas más importantes cuando se diagnostica cáncer de mama metastásico a una persona es una biopsia del tumor. Una biopsia es la extirpación de una cantidad pequeña de tejido para examinarla a través de un microscopio. Se puede realizar una biopsia en muchas partes del cuerpo, lo cual incluye ganglios linfáticos, los pulmones, el hígado, los huesos, la piel y los fluidos corporales. El procedimiento normalmente se lleva a cabo con la guía de una exploración por CT o un ultrasonido. Se usan analgésicos durante este procedimiento para evitar las molestias. Posteriormente, un patólogo analizará la muestra del tejido. Un patólogo es un médico que se especializa en interpretar pruebas de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades.

Si se le diagnostica cáncer de mama metastásico, es posible que el médico realice una biopsia para evaluar las características del cáncer y establecer si han cambiado del algún modo respecto de un diagnóstico anterior. Estos resultados son muy importantes. Las pruebas ayudan a determinar el subtipo de cáncer de mama, el cual se usa para elegir las opciones de tratamiento.

Las pruebas estándar de cáncer de mama metastásico analizan 3 receptores importantes:

  • ER y PR. En general, la terapia hormonal (consulte Tipos de tratamiento) constituye una opción para los tipos de cáncer con ER y/o PR positivos. Obtenga información sobre las recomendaciones de la American Society of Clinical Oncology  y del College of American Pathologists (Colegio Estadounidense de Patólogos, CAP) para las pruebas para ER y PR (en inglés).

  • HER2. El estado del HER2 ayuda a determinar si los fármacos dirigidos al receptor del HER2 pueden ayudar a tratar el cáncer. La American Society of Clinical Oncology y el Colegio Estadounidense de Patólogos (CAP) recomiendan que el análisis de HER2 se realice nuevamente si el cáncer se ha diseminado a otra parte del cuerpo o ha regresado luego del tratamiento, especialmente si los resultados afectarían sus opciones de tratamiento. Obtenga más información sobre las recomendaciones de la American Society of Clinical Oncology  y el CAP, que se encuentran en el sitio web de la American Society of Clinical Oncology (en inglés).

    También se pueden realizar pruebas adicionales. Por ejemplo, las pruebas del ADN del tumor pueden encontrar mutaciones en los genes del cáncer. Esto puede ayudar al médico a determinar cuál será el comportamiento del cáncer, y puede ayudar a identificar las posibles opciones de tratamiento en ensayos clínicos. Se pueden realizar las siguientes pruebas para analizar los genes del cáncer:

  • Pruebas moleculares del tumor. Es posible que el médico recomiende realizar otros análisis de laboratorio en una muestra tumoral, a fin de identificar genes específicos, proteínas y otros factores específicos del tumor. Si tiene cáncer de mama localmente avanzado o metastásico, su médico puede recomendar pruebas para las siguientes características moleculares:

    • PD-L1, que se encuentra en la superficie de las células cancerosas y en algunas células inmunitarias del cuerpo. Esta proteína impide que las células inmunitarias del cuerpo destruyan al cáncer. 

    • Inestabilidad de microsatélites alta (MSI-H) o deficiencia en la reparación del ADN defectuoso (dMMR). Los tumores que tienen MSI-H o dMMR tienen dificultades para reparar el daño en su ADN. Esto significa que desarrollan muchas mutaciones o cambios. Estos cambios producen proteínas anormales en las células tumorales que hacen que sea más fácil para las células inmunitarias encontrar y atacar el tumor.

    • Fusiones del gen NTRK, que es un cambio genético específico encontrado en varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama.

  • Pruebas genéticas. Las pruebas genéticas analizan los genes heredados de los padres de una persona. Se pueden recomendar pruebas genéticas si tiene antecedentes familiares de cáncer de mama. Descubrir si tiene un cambio genético relacionado con un mayor riesgo de cáncer de mama puede ser importante para otros miembros de su familia que también podrían presentar el cambio genético. Obtenga más información sobre el riesgo de cáncer de mama heredado (en inglés).

Después de que se realicen las pruebas de diagnóstico, su médico revisará todos los resultados con usted. Tendrá más información sobre el cáncer, su ubicación y el subtipo del tumor.

Para la mayoría de los pacientes, un diagnóstico de cáncer de mama metastásico puede ser muy difícil. Las personas describen una variedad de emociones tales como temor, ira o tristeza que pueden cambiar de un día al otro o con el tiempo. Es posible que tenga inquietudes sobre cómo afectará este diagnóstico muchos aspectos diferentes de su vida, tales como sus relaciones, su trabajo o su vida profesional, los roles familiares y sociales, y las finanzas. Es posible que esté preocupado por el sufrimiento o que la enfermedad acorte su vida. Es importante que recuerde que no está solo.

Se alienta a los pacientes y a sus familias a hablar acerca de cómo se están sintiendo con los médicos, el personal de enfermería, los trabajadores sociales u otros integrantes del equipo de atención médica. También puede ser útil hablar con otras personas con cáncer de mama metastásico, por ejemplo, a través de un grupo de apoyo.

La información sobre el cáncer ayudará al médico a recomendar un plan de tratamiento específico. La siguiente sección de esta guía es Tipos de tratamiento. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Tipos de tratamiento

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: obtendrá información sobre los diferentes tipos tratamientos que los médicos usan en las personas con cáncer de mama metastásico. Use el menú para ver otras páginas.

Esta sección explica los tratamientos que son el estándar de atención para el cáncer de mama metastásico. “Estándar de atención” significa los mejores tratamientos conocidos. Al tomar decisiones relacionadas con el plan de tratamiento, se lo alienta para que considere la opción de participar en ensayos clínicos. Un ensayo clínico es un estudio de investigación que prueba un nuevo enfoque al tratamiento. Los médicos desean saber si el nuevo tratamiento es seguro, eficaz y posiblemente mejor que el tratamiento estándar. Los ensayos clínicos pueden probar un nuevo fármaco y con qué frecuencia se debe administrar, una nueva combinación de tratamientos estándares o nuevas dosis de fármacos estándares u otros tratamientos. Los ensayos clínicos son una opción para tener en cuenta para el tratamiento y la atención para todas las etapas del cáncer. Su médico puede ayudarlo a considerar todas sus opciones de tratamiento. Para obtener más información sobre los ensayos clínicos, vea las secciones Acerca de los ensayos clínicos y Últimas investigaciones.

Los investigadores también usan otros métodos para comprender mejor el cáncer de mama metastásico e identificar nuevos enfoques de tratamiento. Por ejemplo, el Proyecto para el cáncer de mama metastásico (en inglés) permite a las personas con cáncer de mama metastásico inscribirse por su cuenta. Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a un sitio web distinto e independiente.

Si usted recibe un diagnóstico de cáncer de mama metastásico es aconsejable consultar a médicos que tengan experiencia en el tratamiento de ese tipo de cáncer. Los médicos pueden tener opiniones diferentes sobre el mejor plan de tratamiento estándar. Obtenga más información sobre la búsqueda de una segunda opinión (en inglés) antes de comenzar el tratamiento, de manera que se sienta cómodo con el plan de tratamiento elegido.

Descripción general del tratamiento

En la atención del cáncer, a menudo trabajan juntos distintos tipos de médicos para crear un plan de tratamiento integral de los pacientes que combine distintos tipos de tratamientos. Esto se denomina equipo multidisciplinario (en inglés). Los equipos de atención del cáncer incluyen una variedad de otros profesionales de la atención médica, por ejemplo, auxiliares médicos, enfermeros de oncología, trabajadores sociales, farmacéuticos, asesores, dietistas y otros. Pregunte al médico a cargo de su tratamiento qué profesionales de atención médica formarán parte de su equipo de tratamiento y qué hacen. Esto puede cambiar con el transcurso del tiempo conforme su atención médica necesite modificaciones.

Un plan de tratamiento es un resumen del cáncer y el tratamiento planeado contra este. Tiene como fin brindar información básica sobre sus antecedentes médicos a cualquier médico que lo atienda durante su vida. Antes de que comience el tratamiento, pida al médico una copia de su plan de tratamiento. También puede brindar a su médico una copia del formulario del Plan de tratamiento de la American Society of Clinical Oncology (en inglés) para completarlo.

Los objetivos principales del tratamiento del cáncer de mama metastásico consisten en garantizar que usted tenga:

  • La supervivencia más prolongada posible con la enfermedad

  • La menor cantidad de efectos secundarios producto del cáncer y su tratamiento

  • La mejor y más prolongada calidad de vida posible

No hay cura para el cáncer metastásico, pero es posible una buena calidad de vida durante meses o incluso años.

Las opciones de tratamiento del cáncer de mama metastásico varían de acuerdo con lo siguiente:

  • A qué parte del cuerpo se ha diseminado el cáncer

  • La presencia y el nivel de receptores de hormonas o HER2 en el tumor

  • Mutaciones de genes en el tumor

  • Síntomas específicos

  • Tratamientos previos contra el cáncer

  • Su estado de salud general

Qué tan bien funcione el tratamiento dependerá de muchos factores también, que incluyen qué tan diseminado esté el cáncer y qué tratamientos ya se hayan usado. Debido a que no es inusual que el cáncer de mama metastásico deje de responder a los fármacos, es posible que deba cambiar de tratamiento con bastante frecuencia.

Después de realizadas las pruebas, usted y su médico hablarán sobre sus opciones de tratamiento. El plan de tratamiento puede incluir determinados tratamientos que se describen a continuación, pero pueden usarse en una combinación diferente o a un ritmo diferente. Su plan de atención también incluye el tratamiento de síntomas y efectos secundarios, una parte importante de la atención para el cáncer.

Tómese tiempo para obtener información sobre todas sus opciones de tratamiento y asegúrese de hacer preguntas sobre cosas que no estén claras. Hable con su médico acerca de los objetivos de cada tratamiento y lo que puede esperar mientras recibe el tratamiento. Obtenga más información sobre cómo tomar decisiones sobre el tratamiento (en inglés).

Terapias en las que se utilizan medicamentos

La terapia sistémica es el uso de medicamento para destruir las células cancerosas. Este tipo de medicamento se administra a través del torrente sanguíneo para llegar hasta las células cancerosas de todo el cuerpo. Generalmente, el profesional que receta las terapias sistémicas es un oncólogo clínico, un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer con medicamentos.

Algunos de los métodos frecuentes para administrar las terapias sistémicas incluyen un tubo intravenoso (i.v.) que se coloca en una vena con una aguja, o una pastilla o cápsula que se traga (por vía oral).

Los tipos de terapias sistémicas que se utilizan para el cáncer de mama metastásico incluyen:

  • Terapia hormonal

  • Quimioterapia

  • Terapia dirigida 

  • Inmunoterapia

Cada uno de estos tipos de terapias se analiza a continuación con más detalle. Una persona puede recibir 1 tipo solamente de terapia sistémica por vez o una combinación de terapias sistémicas al mismo tiempo. El primer grupo de fármacos utilizados para la enfermedad metastásica se denomina tratamiento de primera línea. Si el cáncer empeora o regresa, puede usarse otro régimen, denominado tratamiento de segunda línea. Estas terapias también pueden administrarse como parte de un plan de tratamiento que incluya cirugía y/o radioterapia.

Los medicamentos utilizados para tratar el cáncer se están evaluando continuamente. Con frecuencia, hablar con su médico es la mejor forma de obtener información sobre los medicamentos que le recetaron, su finalidad y sus potenciales efectos secundarios o interacciones con otros medicamentos. Obtenga más información sobre sus medicamentos recetados usando las bases de datos de fármacos en las que se pueden realizar búsquedas (en inglés).

Terapia hormonal

La terapia hormonal, también llamada terapia endocrina, es un tratamiento eficaz para muchos tumores que dan resultado positivo para ER o PR.

Los tumores receptores de hormonas positivos pueden usar hormonas para estimular su crecimiento. El objetivo de este tipo de terapia consiste en reducir los niveles de estrógeno y progesterona en el cuerpo o evitar que estas hormonas lleguen a las células cancerosas. Si las hormonas no pueden llegar a las células cancerosas, el cáncer no puede usarlas para crecer.

Las opciones de terapia hormonal para mujeres varían de acuerdo con si la mujer todavía menstrúa o ha pasado la menopausia. Las opciones de terapia hormonal también dependen de qué tratamientos ya ha recibido la persona. Las opciones de terapia hormonal incluyen:

  • Tamoxifeno (Nolvadex). El tamoxifeno es un medicamento que bloquea el estrógeno e impide su fijación a las células del cáncer de mama. Es una pastilla que se toma diariamente. Los efectos secundarios frecuentes del tamoxifeno incluyen sofocos y también secreción o sangrado vaginales. Riesgos muy raros de cáncer de la pared interior del útero, cataratas y coágulos sanguíneos. Sin embargo, el tamoxifeno puede mejorar la salud ósea y los niveles de colesterol. El tratamiento es una opción para las mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas.

  • Inhibidores de la aromatasa (Aromatase Inhibitors, AI). Los AI disminuyen la cantidad de estrógeno producido por los tejidos que no son de los ovarios en las mujeres que han pasado la menopausia al bloquear la enzima aromatasa. Esta enzima cambia las hormonas llamadas andrógenos a estrógenos cuando los ovarios dejan de producir estrógenos después de la menopausia. Entre estos medicamentos se incluyen el anastrozol (Arimidex), el exemestano (Aromasin) y el letrozol (Femara). Todos los AI son pastillas que se toman diariamente por vía oral.

    Los efectos secundarios de los AI pueden incluir rigidez de las articulaciones, en ocasiones con dolores articulares. Los AI también pueden causar sofocos, sequedad vaginal, un mayor riesgo de osteoporosis y fracturas, y aumentos en los niveles del colesterol. Las investigaciones demuestran que los 3 AI funcionan igual de bien y tienen efectos secundarios similares. Sin embargo, las mujeres que experimentan demasiados efectos secundarios al tomar un AI pueden tener menos efectos secundarios con otro AI por razones poco claras. Las mujeres que no han pasado la menopausia no deben tomar AI, ya que no bloquean los efectos de los estrógenos producidos por los ovarios. A menudo, los médicos monitorearán los niveles de estrógeno en la sangre de mujeres cuyos períodos hayan cesado recientemente o cuyos períodos cesaron con la quimioterapia para asegurarse de que los ovarios ya no estén produciendo estrógeno.

  • Supresión ovárica. Se trata del uso de fármacos o cirugía para evitar que los ovarios produzcan estrógeno. Se puede usar en combinación con tamoxifeno o un AI. Los fármacos llamados análogos de la hormona liberadora de gonadotropina u hormona liberadora de luteinizante (GnRH o LHRH) pueden detener la producción de estrógeno en los ovarios, ocasionando una menopausia temporal. La cirugía detiene la producción de estrógeno de manera permanente. La supresión ovárica con frecuencia se usa para tratar el cáncer de mama metastásico receptor de hormonas positivo en mujeres posmenopáusicas, ya que la supresión completa del estrógeno puede ser útil contra el cáncer.

  • Fulvestrant (Faslodex). El fulvestrant es un regulador negativo selectivo de los receptores de estrógenos (selective estrogen receptor downregulator, SERD). Eso significa que se une a los receptores de estrógeno y bloquea la capacidad de este para unirse a dichos receptores. A diferencia de las otras terapias hormonales, el fulvestrant se aplica mensualmente por inyección intramuscular. Lo más frecuente es que se coloquen 2 inyecciones cada 2 semanas hasta alcanzar las 3 dosis y, luego, continúa mensualmente. El fulvestrant es un medicamento exclusivamente para las mujeres menopáusicas.

  • Otras terapias hormonales. Otras terapias hormonales que se utilizan ocasionalmente para tratar el cáncer de mama metastásico después de los AI, el fulvestrant, el tamoxifeno y la terapia dirigida (consulte a continuación) incluyen acetato de megestrol (Megace) y dosis altas de estradiol, que es un reemplazo del estrógeno.

Obtenga más información sobre las recomendaciones de la American Society of Clinical Oncology acerca de la terapia hormonal para el cáncer de mama metastásico (en inglés).

Quimioterapia

La quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas, generalmente al poner fin a su capacidad para crecer y dividirse.

La quimioterapia para el cáncer de mama metastásico puede administrarse con muchos programas diversos, según lo que haya funcionado mejor en los ensayos clínicos para ese tipo de régimen o programa en particular. Se puede administrar una vez por semana, una vez cada 2 semanas (esto también se denomina “dosis densa”), una vez cada 3 semanas e incluso una vez cada 4 semanas. Los programas semanales a menudo incluyen semanas sin administración a modo de receso. En general, la quimioterapia con frecuencia se administra de manera continua mientras funcione contra el cáncer y siempre que el paciente no experimente demasiados efectos secundarios.

Un paciente con cáncer de mama metastásico habitualmente recibe 1 fármaco por vez, lo cual significa uno después del otro, en lugar de una combinación, a pesar de que ocasionalmente se recomienda un régimen de combinación. La mejor opción de quimioterapia para cada paciente depende de varios factores, que incluyen el tratamiento anterior recibido, los posibles efectos secundarios, la salud general del paciente y las preferencias de estos.

Los fármacos que pueden usarse para el cáncer de mama metastásico incluyen:

  • Capecitabina (Xeloda)

  • Carboplatino (disponible como un genérico)

  • Cisplatino (disponible como un genérico)

  • Ciclofosfamida (Cytoxan)

  • Docetaxel (Taxotere)

  • Doxorubicina (disponible como un genérico)

  • Doxorrubicina liposomal pegilada (Doxil)

  • Epirrubicina (Ellence)

  • Eribulina (Halaven)

  • Fluorouracilo (5-FU, Efudex)

  • Gemcabeno (Gemzar)

  • Irinotecán (Camptosar)

  • Ixabepilona (Ixempra)

  • Metotrexato (Rheumatrex, Trexall)

  • Paclitaxel (Taxol)

  • Paclitaxel fijado a proteínas (Abraxane)

  • Vinorelbina (Navelbine)

La quimioterapia puede combinarse con otros tipos de tratamientos. Por ejemplo, las terapias dirigidas al receptor del HER2, por ejemplo, el trastuzumab para anticuerpos, pueden administrarse con la quimioterapia para el cáncer de mama con HER2 positivo (consulte Terapia dirigida a continuación).

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen de la persona, del (de los) fármaco(s) utilizado(s) y del programa y la dosis utilizados. Estos efectos secundarios pueden incluir fatiga, riesgo de infección, náuseas y vómitos, caída de cabello, pérdida del apetito, entumecimiento por daños en los nervios y diarrea. Estos efectos secundarios, muchas veces, se pueden prevenir o controlar satisfactoriamente durante el tratamiento con medicamentos complementarios y, generalmente, desaparecen después de finalizar el tratamiento.

Muchos pacientes se sienten razonablemente bien durante el tratamiento de quimioterapia y activamente cuidan a sus familias, viajan y se ejercitan durante el tratamiento, aunque las experiencias pueden variar de acuerdo con las personas. Hable con el equipo de atención médica acerca de los posibles efectos secundarios de su plan de quimioterapia específico.

Obtenga más información sobre los aspectos básicos de la quimioterapia.

Terapia dirigida

La terapia dirigida es un tratamiento que se dirige a los genes o a las proteínas específicos del cáncer, o a las condiciones del tejido que contribuyen al crecimiento y a la supervivencia del cáncer. Estos tratamientos son muy focalizados y su función es diferente de la quimioterapia o la terapia hormonal. Este tipo de tratamiento bloquea el crecimiento y la diseminación de las células cancerosas y, a la vez, limita el daño a las células sanas.

No todos los tumores tienen los mismos objetivos. Para determinar cuál es el tratamiento más eficaz, el médico puede realizar pruebas para identificar los genes, las proteínas y otros factores involucrados en el tumor. Esto ayuda a que los médicos puedan encontrar el tratamiento más eficaz que mejor se adapte a cada paciente, siempre que sea posible. Además, continúan realizándose estudios de investigación para obtener más información sobre objetivos moleculares específicos y tratamientos nuevos dirigidos a ellos. Obtenga más información sobre los conceptos básicos de los tratamientos dirigidos.

Existen tipos diferentes de terapias dirigidas que varían en cuanto a la forma en que atacan las células cancerosas:

  • Anticuerpos monoclonales. Un anticuerpo monoclonal reconoce una proteína específica y se une a esta, pero no afecta las células que no tienen esa proteína. Entre los ejemplos de anticuerpos monoclonales usados para el cáncer de mama se incluyen el trastuzumab, el pertuzumab y la TDM-1 (consulte a continuación).

  • Inhibidores de moléculas pequeñas. Los inhibidores de moléculas pequeñas son fármacos diseñados para atacar específicamente partes de una célula cancerosa que contribuyan con su crecimiento y supervivencia. Las partes de una célula cancerosa que combaten estos fármacos pueden ser receptores situados en la parte exterior de la célula, enzimas de la parte interior de la célula o una proteína de importancia para el crecimiento celular. Algunos de estos tipos de fármacos pueden ser dirigidos a partes diferentes de una célula. Se denominan de “múltiples objetivos”. Los inhibidores de moléculas pequeñas con frecuencia son pastillas. Los ejemplos usados para el cáncer de mama incluyen lapatinib, palbociclib, ribociclib y everolimus (consulte a continuación).

  • Tratamientos agnósticos del tumor. El tratamiento agnóstico del tumor es una terapia farmacológica que se usa para tratar cualquier tipo de cáncer, independientemente del lugar del cuerpo donde se inició o del tipo de tejido a partir del cual se desarrolló. Este tipo de tratamiento se puede usar cuando el tumor tiene una alteración molecular muy específica a la cual el fármaco está dirigido o que predice que probablemente funcione el fármaco. El fármaco larotrectinib (Vitrakvi) es un ejemplo de una terapia dirigida agnóstica del tumor. Está aprobado para cualquier tipo de cáncer con una fusión NTRK, incluido el cáncer de mama que sea metastásico o no se pueda extirpar con cirugía y haya empeorado con otros tratamientos. Otro tipo de tratamiento agnóstico del tumor para cáncer de mama es un tipo de inmunoterapia llamado pembrolizumab (Keytruda; consulte Inmunoterapia a continuación).

Hable con el médico sobre los posibles efectos secundarios de terapias dirigidas específicas y sobre cómo se pueden manejar.

Terapia dirigida para el cáncer de mama metastásico HER2 positivo

Las terapias dirigidas para HER2 pueden usarse para tratar el cáncer de mama metastásico HER2 positivo. Algunos de estos fármacos pueden usarse junto con la quimioterapia. En general, en el caso de una persona con un cáncer de mama metastásico HER2 positivo, casi siempre existe una terapia dirigida para el HER2 que se usa junto con otra terapia sistémica.

Algunas de las terapias dirigidas para el HER2 pueden no penetrar en el cerebro con la misma facilidad que el resto del cuerpo. Por ello, el cáncer de mama metastásico HER2 positivo que se haya diseminado al cerebro con frecuencia se trata con cirugía o radioterapia (consulte a continuación).

  • Trastuzumab (Herceptin, Ogivri). Para el cáncer de mama metastásico, el trastuzumab se puede administrar en combinación con diferentes tipos de quimioterapia o con terapia hormonal. El trastuzumab puede administrarse como infusión semanal o bien una vez cada 3 semanas. Los pacientes que reciben trastuzumab tienen un pequeño riesgo (del 2 % al 5 %) de padecer problemas cardíacos y deben monitorearse mediante un ecocardiograma cada pocos meses.

  • Pertuzumab (Perjeta). Las investigaciones demuestran que agregar pertuzumab al trastuzumab y la quimioterapia como parte del tratamiento de primera línea para el cáncer de mama metastásico HER2 positivo prolonga las vidas y presenta pocos efectos secundarios. En función de estos datos, la combinación de trastuzumab, pertuzumab y quimioterapia se ha convertido en un estándar de atención para el tratamiento de primera línea del cáncer de mama HER2 positivo metastásico sin tratar. El pertuzumab es un medicamento intravenoso y generalmente produce pocos efectos secundarios, aunque en ocasiones puede generar diarrea.

  • Ado-trastuzumab emtansina o T-DM1 (Kadcyla). Está aprobada para el tratamiento del cáncer de mama metastásico para pacientes que anteriormente recibieron tratamiento con trastuzumab y quimioterapia con paclitaxel o docetaxel. La T-DM1 es una combinación de trastuzumab relacionado con una cantidad muy pequeña de una quimioterapia muy fuerte. Esto permite que el fármaco administre quimioterapia en la célula cancerosa mientras disminuye la quimioterapia que reciben las células sanas. La T-DM1 se administra por vía intravenosa cada 3 semanas.

  • Lapatinib (Tykerb). Las mujeres con cáncer de mama metastásico HER2 positivo pueden beneficiarse del lapatinib cuando otros medicamentos ya no son eficaces para controlar el crecimiento del cáncer. La combinación de lapatinib y quimioterapia con capecitabina está aprobada para tratar el cáncer de mama HER2 positivo metastásico cuando la paciente ya ha recibido quimioterapia y trastuzumab. La combinación de lapatinib y letrozol también está aprobada para el cáncer metastásico positivo, tanto para el HER2 como para el ER. El lapatinib también se utiliza en combinación con trastuzumab para pacientes cuyo cáncer está creciendo mientras reciben trastuzumab. El lapatinib puede penetrar en el cerebro y podría constituir una opción para el cáncer de mama HER2 positivo que se ha diseminado al cerebro.

Terapia dirigida para el cáncer de mama metastásico receptor hormonal positivo, HER2 negativo

  • Palbociclib (Ibrance). Este fármaco oral apunta a una proteína en las células mamarias cancerosas llamada CDK4/6, la cual puede estimular el crecimiento de células cancerosas. Cuando se usa junto con el AI letrozol, es una opción para las mujeres que han pasado la menopausia y tienen cáncer de mama metastásico con ER positivo y HER2 negativo. El palbociclib también se puede emplear con fulvestrant si el cáncer ha empeorado después de recibir otra terapia hormonal. El palbociclib, generalmente, tiene pocos efectos secundarios. Puede reducir la cantidad de glóbulos blancos. Sin embargo, no parece aumentar el riesgo de infecciones graves vinculadas con pocas cantidades de glóbulos blancos.

  • Ribociclib (Kisqali). Este fármaco oral apunta a una proteína en las células mamarias cancerosas llamada CDK4/6, la cual puede estimular el crecimiento de células cancerosas. Cuando se usa con un AI, este fármaco es una opción para las mujeres que han pasado la menopausia y tienen cáncer de mama metastásico con ER positivo y HER2 negativo. Los efectos secundarios del ribociclib pueden incluir poca cantidad de glóbulos blancos, aumentos de las enzimas vinculadas con el daño hepático y cambios de los ritmos cardíacos.

  • Abemaciclib (Verzenio) Este es otro fármaco de administración oral que combate las CDK4/6. Está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) como tratamiento de primera línea junto con un AI para mujeres que han pasado la menopausia y tienen cáncer de mama metastásico con ER positivo y HER2 negativo. También puede usarse junto con fulvestrant si el cáncer ha empeorado con otras terapias hormonales. Abemaciclib también puede usarse por sí solo como tratamiento. No reduce los recuentos sanguíneos tanto como los otros fármacos para las CDK4/6, pero tiene más probabilidades de provocar diarrea que, a veces, puede ser grave.

  • Everolimus (Afinitor, Zortress). El everolimus se usa con el AI exemestano en el cáncer de mama metastásico ER positivo y HER2 negativo que ha crecido a pesar del tratamiento con otro AI. Los efectos secundarios del everolimus pueden incluir llagas bucales, sarpullido, diarrea y, raras veces, una inflamación de los pulmones, llamada neumonitis intersticial.

Obtenga información sobre las recomendaciones de la American Society of Clinical Oncology para el tratamiento del cáncer de mama HER2 negativo (en inglés).

Terapia dirigida para personas que tienen una mutación de los genes BRCA1 o BRCA2

  • Olaparib (Lynparza). Este fármaco de administración oral puede usarse para pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 negativo y una mutación de los genes BRCA1 o BRCA2 que hayan recibido quimioterapia anteriormente. Es un tipo de fármaco denominado inhibidor de PARP, que destruye las células del cáncer al impedirles la corrección del daño. Algunos efectos secundarios frecuentes son fatiga, anemia y, ocasionalmente, náuseas, vómitos y diarrea.

  • Talazoparib (Talzenna). Este fármaco es otra opción para pacientes con cáncer de mama con HER2 negativo metastásico y una mutación de gen BRCA1 o BRCA2. Además, es un inhibidor de PARP (consulte más arriba). Los efectos secundarios más frecuentes incluyen fatiga, anemia, náuseas y vómitos, dolor de cabeza, diarrea, disminución del apetito, pérdida de cabello y niveles menores de ciertos glóbulos.

Inmunoterapia (actualización de 03/2019)

La inmunoterapia, también llamada “terapia biológica”, está diseñada para estimular las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer. Usa materiales producidos por el cuerpo o fabricados en un laboratorio para mejorar, dirigir o restaurar la función del sistema inmunitario.

  • Atezolizumab (Tecentriq). En 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. aprobó una combinación de atezolizumab más paclitaxel fijado a proteínas (consulte Quimioterapia más arriba) para el cáncer de mama triple negativo metastásico que tiene un resultado positivo en la prueba de PD-L1 (consulte Diagnóstico).

  • Pembrolizumab (Keytruda). Este es un tipo de inmunoterapia que está aprobada por la FDA para tratar el cáncer metastásico o el cáncer que no se puede tratar con cirugía. Estos tumores también deben tener una alteración molecular denominada inestabilidad de microsatélites alta (MSI-H) o deficiencia en la reparación del ADN defectuoso (dMMR). 

Los diferentes tipos de inmunoterapias pueden causar diferentes efectos secundarios. Los efectos secundarios frecuentes incluyen reacciones cutáneas, síntomas similares a la gripe, diarrea y cambios de peso. Hable con su médico sobre los posibles efectos secundarios de la inmunoterapia recomendada para usted. Obtenga más información sobre los aspectos básicos de la inmunoterapia.

Radioterapia

La radioterapia es el uso de rayos X u otras partículas con alta potencia para matar las células cancerosas. El médico que se especializa en administrar radioterapia para tratar el cáncer se denomina radioncólogo. El tipo más frecuente de tratamiento con radiación se denomina radioterapia con haz externo, que es radiación administrada desde una máquina externa al cuerpo. Cuando la radiación se administra colocando fuentes radiactivas en el tumor, se llama braquiterapia.

La radioterapia puede usarse para reducir el tamaño del tumor o disminuir su velocidad de crecimiento. También puede tratar síntomas del cáncer, por ejemplo, el dolor. Usada por sí sola o bien en combinación con la cirugía, la radioterapia también puede tratar el cáncer de mama que se ha diseminado al cerebro. Se usan varios tipos diferentes de radioterapia para tratar la metástasis cerebral, que incluyen la radiación total del cerebro, la radiocirugía estereotáctica y la radioterapia estereotáctica fraccionada.

  • La radioterapia total de cerebro se dirige al cerebro entero.

  • La radiocirugía estereotáctica es el uso de una única dosis alta de radiación que se aplica directamente en el tumor para evitar dañar los tejidos sanos circundantes.

  • La radioterapia estereotáctica fraccionada es similar a la radiocirugía estereotáctica pero se divide en pequeñas dosis diarias denominadas fracciones, que se aplican durante muchos días o semanas, a diferencia de la radiocirugía de 1 día.

Un régimen de radioterapia, o programa, generalmente consiste en una cantidad específica de tratamientos que se administran durante un período determinado. Los médicos fijarán un programa y una dosis de radiación para las metástasis de cáncer de mama en función de las necesidades médicas de un paciente individual, y el uso previo de radioterapia.

La radioterapia puede causar efectos secundarios generales, por ejemplo, fatiga y problemas cutáneos. Además de los efectos secundarios generales, pueden producirse otros efectos secundarios y dependen del tipo de radioterapia administrada y a qué parte del cuerpo se dirige.

Obtenga más información sobre los aspectos básicos de la radioterapia.

Cirugía

La cirugía es la extirpación de un tumor y de parte del tejido circundante sano durante una operación. La cirugía no se usa con frecuencia para tratar el cáncer de mama metastásico. Sin embargo, los médicos pueden recomendar una cirugía para extirpar un tumor que genera molestias. Las investigaciones continúan en cuanto a si las personas a las que se diagnostica por primera vez cáncer de mama metastásico viven más si se extirpa el tumor mamario principal.

La cirugía, usada por sí sola o con radioterapia, puede ser una opción para tratar el cáncer de mama que se haya diseminado al cerebro. El objetivo consiste en reducir o temporalmente eliminar el cáncer de cerebro. Por lo general, este tipo de cirugía es realizada por un neurocirujano, un especialista que opera la cabeza, el cerebro y el sistema nervioso central.

Antes de la cirugía, hable con el equipo de atención médica sobre los posibles efectos secundarios de la cirugía específica a la que se someterá. Obtenga más información sobre los conceptos básicos de la cirugía de cáncer.

Resumen de las opciones de tratamiento del cáncer de mama metastásico

El siguiente resumen se basa en las recomendaciones de la American Society of Clinical Oncology para el tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo que se haya diseminado más allá de la mama. Lea un resumen de las recomendaciones para el cáncer de mama metastásico HER2 negativo en una página aparte (en inglés).

Cáncer de mama HER2 positivo que se ha diseminado a partes del cuerpo distintas del cerebro

En general, la terapia dirigida a HER2 debería agregarse al tratamiento para el cáncer de mama HER2 positivo que se ha diseminado. Los fármacos que se utilizan dependen de los tratamientos que ya se hayan administrado y de si el cáncer es positivo para el receptor de hormonas. A continuación se mencionan las recomendaciones respecto del tratamiento de primera línea, segunda línea y tercera línea o superior. Un ensayo clínico también puede ser una opción para el tratamiento en cualquier etapa.

Tratamiento de primera línea

  • Normalmente, el tratamiento es una combinación de pertuzumab, trastuzumab y un tipo de quimioterapia denominado taxano.

  • Si el cáncer es positivo para el receptor de hormonas, el tratamiento puede ser una combinación de terapia hormonal más terapia dirigida al HER2 con ya sea trastuzumab o lapatinib. La terapia hormonal también puede administrarse sola si el cáncer no se ha diseminado extensamente, un paciente tiene otras afecciones médicas que podrían empeorar con las terapias dirigidas al HER2 o el cáncer ha vuelto luego de un tiempo prolongado.

  • Por lo general, la quimioterapia se administra durante al menos 4 a 6 meses o hasta que el paciente experimenta demasiados efectos secundarios o la enfermedad se agrava. En el caso de los pacientes con cáncer con receptor hormonal positivo, la terapia dirigida al HER2 y la terapia hormonal generalmente continúan después de que finaliza la quimioterapia.

Tratamiento de segunda línea

  • En el caso de los pacientes con cáncer de mama de etapa inicial en los que el cáncer se diseminó durante el tratamiento inicial con trastuzumab o regresa dentro de los 12 meses luego de detener el tratamiento con trastuzumab, se utiliza el tratamiento de segunda línea.

  • El tratamiento de segunda línea preferido es el fármaco T-DM1.

Tratamiento de tercera línea o superior

  • El T-DM1 es una opción de tratamiento para pacientes que aún no lo han recibido.

  • Pertuzumab también es una opción para pacientes que aún no lo han recibido y normalmente se administra combinado con trastuzumab.

  • En el caso de los pacientes que ya hayan recibido T-DM1 y pertuzumab, otras opciones incluyen lapatinib con capecitabina, otras combinaciones de quimioterapia con terapia dirigida al HER2 o terapia hormonal, cuando corresponda.

Obtenga más información sobre las recomendaciones de la American Society of Clinical Oncology para el tratamiento del cáncer de mama metastásico HER2 positivo (en inglés) en un sitio web de la American Society of Clinical Oncology aparte.

Cáncer de mama HER2 positivo que se ha diseminado al cerebro

El tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo que se ha diseminado al cerebro a menudo implica diferentes tipos de radioterapia. A veces pueden usarse la cirugía y/o la quimioterapia o la terapia dirigida. El tratamiento en un ensayo clínico también puede ser una opción.

En general, las opciones de tratamiento que se ofrecen dependen del tamaño y la ubicación del tumor (o los tumores) en el cerebro, y de los síntomas que estos causan, así como también la salud general del paciente.

A continuación se muestra un resumen general de cuándo y cómo se usan las opciones de tratamiento antes mencionadas para tratar la metástasis cerebral:

  • Generalmente, a las personas con metástasis cerebral simple y buena salud general se les practica cirugía, seguida de algún tipo de radioterapia. Si la metástasis cerebral no puede extraerse mediante cirugía y la persona no presenta síntomas, puede utilizarse la radiocirugía estereotáctica. 

  • A las personas con 2 a 4 metástasis cerebrales generalmente se les practica radiocirugía estereotáctica.

  • El tratamiento para las personas con cáncer que se ha diseminado en forma extensa por todo el cerebro habitualmente incluye radioterapia total de cerebro.

  • En el caso de las personas cuyo cáncer cerebral empeora incluso después de recibir radioterapia, las opciones de tratamiento adicionales dependen del tratamiento inicial e incluyen cirugía, los tipos de radioterapia que se analizaron anteriormente y/o un fármaco que puede afectar a todo el cuerpo, tal como quimioterapia o terapia dirigida al HER2.

  • Las personas que también tienen cáncer de mama metastásico HER2 positivo en partes del cuerpo distintas del cerebro normalmente continúan su régimen de tratamiento si la enfermedad fuera del cerebro no está empeorando. Si la enfermedad está empeorando, podrá agregarse/cambiarse una terapia dirigida al HER2 de acuerdo con las recomendaciones para el cáncer con HER2 positivo que se ha diseminado a partes del cuerpo distintas del cerebro (consulte más arriba).

Obtenga más información sobre las recomendaciones para el tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo que se ha diseminado al cerebro (en inglés) en un sitio web de la American Society of Clinical Oncology aparte.

La siguiente sección de esta guía es Acerca de los ensayos clínicos. Ofrece más información sobre los estudios de investigación que se centran en buscar mejores maneras de atender a las personas con cáncer. Puede usar el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Acerca de los ensayos clínicos

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: obtendrá más información sobre los ensayos clínicos, los cuales son la principal forma en que se prueban enfoques médicos nuevos para averiguar qué tan bien funcionan. Use el menú para ver otras páginas.

¿En qué consisten los ensayos clínicos?

Los médicos y científicos siempre buscan mejores métodos para el tratamiento de personas que padecen cáncer de mama metastásico. Para realizar avances científicos, los médicos diseñan estudios de investigación, que se denominan ensayos clínicos, en los que participan voluntarios. De hecho, todos los fármacos aprobados en la actualidad por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. se evaluaron en ensayos clínicos.

Muchos ensayos clínicos se centran en los tratamientos nuevos o las nuevas formas de usar tratamientos existentes. Los investigadores buscan determinar si un tratamiento nuevo es seguro, eficaz y posiblemente mejor que el tratamiento que los médicos usan en la actualidad. Por ejemplo, estos tipos de estudios pueden evaluar fármacos nuevos, diferentes combinaciones de tratamientos existentes, enfoques nuevos de radioterapia o cirugía, métodos nuevos para brindar tratamiento y la experiencia de recibir terapia contra el cáncer. Las personas que participan en los ensayos clínicos pueden ser algunos de los primeros en recibir un tratamiento antes de que esté disponible para el público en general. Sin embargo, pueden existir ciertos riesgos en los ensayos clínicos, incluidos posibles efectos secundarios, y la posibilidad de que el nuevo tratamiento no funcione. Se recomienda a las personas que hablen con su equipo de atención médica acerca de las ventajas y las desventajas de participar en un estudio en particular.

La decisión de participar en un ensayo clínico

Las personas deciden participar en los ensayos clínicos por muchos motivos. Para algunas personas, el ensayo clínico es la mejor opción de tratamiento disponible. Debido a que los tratamientos estándares no son perfectos, las personas a menudo están dispuestas a enfrentar el mayor grado de incertidumbre de un ensayo clínico con la esperanza de obtener un mejor resultado. Otras personas se presentan voluntariamente para participar en ensayos clínicos porque saben que estos estudios son una forma de contribuir al progreso del tratamiento del cáncer de mama metastásico. Aunque el ensayo clínico no los beneficie directamente, la participación puede beneficiar a futuros pacientes con cáncer de mama metastásico.

La cobertura de seguro de los costos de los ensayos clínicos difiere según la ubicación y el estudio. En algunos programas, se reembolsa parte de los gastos generados al participar en el ensayo clínico. En otros, esto no sucede. Es importante hablar con el equipo de investigación y con su aseguradora primero para conocer si se cubrirá el tratamiento en un ensayo clínico y de qué forma. Obtenga más información sobre la cobertura de seguro médico de los ensayos clínicos.

 En ocasiones, a las personas les preocupa que en un ensayo clínico no reciban tratamiento y, en su lugar, reciban un placebo o una “pastilla de azúcar”. Normalmente los placebos se combinan con un tratamiento estándar en la mayoría de los ensayos clínicos sobre el cáncer. Cuando se usa un placebo en un estudio, se hace con el pleno conocimiento de los participantes. Encuentre más información sobre el uso de placebos en ensayos clínicos de cáncer (en inglés).

Seguridad del paciente y consentimiento informado

Para participar en un ensayo clínico, las personas deben participar en un proceso conocido como consentimiento informado. Durante el consentimiento informado, el médico debe hacer lo siguiente:

  • Describir todas las opciones, de modo que la persona comprenda de qué manera el nuevo tratamiento se diferencia del tratamiento estándar.

  • Enumerar todos los riesgos del tratamiento nuevo, que pueden o no ser diferentes de los riesgos del tratamiento estándar.

  • Explicar qué se requerirá de cada persona para participar en el ensayo clínico, incluidas la cantidad de visitas al médico, las pruebas y el programa del tratamiento.

Los ensayos clínicos también tienen ciertas reglas denominadas “requisitos de elegibilidad”, que ayudan a estructurar la investigación y mantener la seguridad de los pacientes. Usted y el equipo de investigación revisarán detenidamente estos requisitos.

Las personas que participan en un ensayo clínico pueden dejar de hacerlo en cualquier momento por motivos personales o médicos. Esto puede incluir el hecho de que el tratamiento nuevo no esté funcionando o la presencia de efectos secundarios graves. Los ensayos clínicos también son supervisados cuidadosamente por expertos que están atentos a cualquier problema en cada estudio. Es importante que las personas que participan en un ensayo clínico hablen con su médico y los investigadores acerca de quiénes serán los encargados de proporcionar tratamiento y atención durante el ensayo clínico, después de su finalización o en caso de que decidan retirarse del ensayo clínico antes de que este concluya.

Cómo buscar un ensayo clínico

Hay investigaciones en curso a través de ensayos clínicos para todos los tipos de cáncer. Para ver temas específicos que se están estudiando para el cáncer de mama metastásico, consulte la sección Últimas investigaciones.

Lineagotica ofrece una gran cantidad de información sobre ensayos clínicos acerca del cáncer en otras áreas del sitio web, incluidos una sección completa sobre ensayos clínicos y lugares para buscar ensayos clínicos sobre un tipo específico de cáncer, incluido el cáncer de mama metastásico.

PRE-ACT, Preparatory Education About Clinical Trials

Asimismo, este sitio web ofrece acceso gratuito a un programa educativo en video (en inglés) acerca de los ensayos clínicos sobre el cáncer, que se encuentra fuera de esta guía.

La siguiente sección de esta guía es Últimas investigaciones. Explica las áreas de la investigación científica sobre el cáncer de mama metastásico que se está desarrollando actualmente. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Últimas investigaciones

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: leerá acerca de la investigación científica que se está realizando actualmente para aprender más sobre este tipo de cáncer y cómo tratarlo. Use el menú para ver otras páginas.

Los médicos trabajan para obtener más información sobre el cáncer de mama metastásico, lo cual incluye cómo prevenirlo, cuál es el mejor tratamiento y cómo brindar la mejor atención a las personas a las que se les diagnosticó esta enfermedad. Las siguientes áreas de investigación pueden incluir opciones nuevas para los pacientes mediante los ensayos clínicos. Hable siempre con su médico sobre las opciones de diagnóstico y tratamiento más adecuadas para su caso.

  • Comprender el proceso de cáncer de mama metastásico y buscar formas para prevenirlo y detenerlo.

  • Desarrollar formas para evaluar de manera más adecuada los genes y las proteínas que contribuyen con el crecimiento del cáncer en cada paciente y cada cáncer de mama metastásico a fin de determinar las mejores opciones de tratamiento.

  • Probar nuevos fármacos y combinaciones de tratamiento, por ejemplo, nuevas quimioterapias, tratamientos hormonales y terapias dirigidas.

  • Estudiar el uso de la inmunoterapia, que estimula las defensas naturales del cuerpo para combatir el cáncer.

  • Determinar las mejores formas de administrar terapia hormonal y cómo superar la resistencia a esta.

  • Determinar si le extirpación quirúrgica del tumor canceroso primario puede mejorar las tasas de supervivencia.

  • Probar la efectividad de distintos fármacos respecto del cáncer de mama HER2 positivo que presente metástasis en el cerebro.

  • Identificar tratamientos nuevos y eficaces para el cáncer de mama triple negativo.

  • Buscar formas de constatar qué tan bien funcionan los tratamientos contra el cáncer de mama metastásico y predecir las tasas de supervivencia.

  • Obtener más información sobre los factores sociales y emocionales que pueden afectar los planes de tratamiento y la calidad de vida de los pacientes.

  • Encontrar mejores métodos para reducir los síntomas y los efectos secundarios de los tratamientos actuales contra el cáncer de mama metastásico, a fin de mejorar el bienestar y la calidad de vida de los pacientes.

¿Desea obtener más información sobre las últimas investigaciones?

Si desea obtener información adicional acerca de las últimas áreas de investigación en relación con el cáncer de mama metastásico, explore estos puntos relacionados que la llevan fuera de esta guía:

  • Para encontrar ensayos clínicos específicos de su diagnóstico, hable con su médico o busque en bases de datos de ensayos clínicos en línea ahora.

  • Visite el blog de Lineagotica para revisar las investigaciones anunciadas en conferencias científicas recientes o en publicaciones revisadas por expertos de la American Society of Clinical Oncology.

  • Visite el sitio web en inglés de la fundación Conquer Cancer (Vencer el cáncer) de la American Society of Clinical Oncology para averiguar cómo apoyar la investigación del cáncer. Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a un sitio web de la American Society of Clinical Oncology diferente.

La siguiente sección de esta guía es Cuidados paliativos. Se analiza la forma en que los síntomas y los efectos secundarios de un cáncer de mama metastásico y su tratamiento pueden manejarse. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Cuidados paliativos

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: leerá acerca del manejo de los síntomas y los efectos secundarios del cáncer de mama metastásico y su tratamiento. Use el menú para ver otras páginas.

El cáncer y su tratamiento producen síntomas y efectos secundarios. Además de los tratamientos elaborados para retrasar o detener el crecimiento del cáncer, un aspecto importante de la atención del cáncer de mama metastásico es aliviar los síntomas y los efectos secundarios de la persona. Este enfoque se denomina cuidados paliativos o atención de apoyo, e incluye brindarle apoyo al paciente con sus necesidades físicas, emocionales y sociales.

Los cuidados paliativos son cualquier tipo de tratamiento que se centra en reducir los síntomas, mejorar la calidad de vida y brindar apoyo a los pacientes y sus familiares. Cualquier persona, independientemente de la edad o del tipo y etapa del cáncer, puede recibir cuidados paliativos. Los cuidados paliativos actúan mejor cuando comienzan lo más pronto posible en el proceso del tratamiento del cáncer. A menudo, las personas reciben tratamiento para el cáncer al mismo tiempo que reciben tratamiento para aliviar los efectos secundarios. De hecho, las personas que reciben ambos tratamientos al mismo tiempo con frecuencia tienen síntomas menos graves, mejor calidad de vida e informan que están más satisfechas con el tratamiento.

Los tratamientos paliativos son muy variados y, a menudo, incluyen medicamentos, apoyo nutricional, técnicas de relajación, apoyo emocional y otras terapias. Usted también puede recibir tratamientos paliativos similares a los utilizados para manejar el cáncer, como quimioterapia, cirugía o radioterapia. Hable con el médico sobre los objetivos de cada opción en su plan de tratamiento.

Antes de comenzar el tratamiento, hable con el equipo de atención médica sobre los posibles efectos secundarios de su tratamiento específico y las opciones de cuidados paliativos. Durante el tratamiento y después de este, asegúrese de informar a su médico o a otro integrante del equipo de atención médica si experimenta un problema, de modo que pueda abordarse tan pronto como sea posible. Obtenga más información sobre los cuidados paliativos.

Las siguientes opciones pueden usarse para manejar los síntomas y los efectos secundarios del cáncer de mama metastásico.

Fármacos modificadores de huesos

Si el cáncer se ha diseminado a los huesos, se pueden usar medicamentos que ayudan a fortalecer los huesos para disminuir el riesgo de dolor óseo, las fracturas y la necesidad de radioterapia en los huesos. La American Society of Clinical Oncology recomienda fármacos modificadores de huesos para personas con cáncer de mama cuando los estudios por imágenes muestran que existe metástasis en el hueso.

Existen 2 clases diferentes de fármacos modificadores de huesos y ambos ayudan a detener la descomposición del hueso. Ambas clases de fármacos ayudan a reducir el riesgo de problemas óseos a raíz del cáncer metastásico. La elección de los fármacos depende de su salud en general, su riesgo individual de presentar efectos secundarios, la cobertura del seguro y el modo en que prefiere que se le administre el fármaco.

  • Los bifosfonatos, tales como el ácido zoledrónico (Zometa) y el pamidronato (Aredia), bloquean las células que disuelven los huesos, llamadas osteoclastos. El ácido zoledrónico se administra por vía i.v. durante, al menos, 15 minutos cada 3 a 4 semanas o cada 12 semanas. El pamidronato se administra por vía i.v. cada 3 a 4 semanas durante, al menos, 2 horas. Los efectos secundarios pueden incluir síntomas similares a los de la gripe y problemas renales. Si usted está recibiendo pamidronato o ácido zoledrónico, debe realizarse un análisis de sangre para controlar qué tan bien están funcionando sus riñones antes de cada vez que se le administre el fármaco.

  • El denosumab (Xgeva) es una terapia dirigida antiosteoclástica, llamada inhibidor del ligando RANK. Denosumab se administra mediante una inyección debajo de la piel (lo que se denomina inyección subcutánea) cada 4 semanas. Denosumab puede provocar niveles bajos de calcio en la sangre; por lo tanto, es posible que necesite hacerse análisis de sangre para controlarse los niveles de calcio en sangre. Es posible que se le realicen otros análisis para controlar la función renal.

Una posible afección asociada con los fármacos modificadores de huesos es la osteonecrosis de la mandíbula. Es poco frecuente, alrededor del 1 % al 2 % de los pacientes la desarrollan, pero puede ser una afección grave. Los síntomas de la osteonecrosis de la mandíbula incluyen dolor, hinchazón e infección de la mandíbula, dientes flojos y huesos expuestos. Se recomienda que se realice un examen dental completo, y todo procedimiento invasivo en el hueso de la mandíbula o los tratamientos para infecciones bucales deben hacerse antes de comenzar a recibir estos fármacos. Mientras esté recibiendo los fármacos modificadores de huesos, debe cuidarse bien los dientes, la boca y las encías y evitar realizarse cualquier trabajo dental invasivo e innecesario, tal como cirugía dental electiva. Seguir estas recomendaciones puede ayudar a reducir el riesgo de padecer osteonecrosis de la mandíbula.

Pese a que los fármacos modificadores de hueso pueden ayudar a reducir o a atenuar el dolor a largo plazo, estos no deben sustituir otros tratamientos para reducir el dolor. Los pacientes que experimentan dolor óseo deberían recibir otros medicamentos y/o radioterapia y/o cirugía que se usan con frecuencia para controlar el dolor.

Esta información se basa en las recomendaciones de la American Society of Clinical Oncology para los fármacos modificadores de hueso para el cáncer de mama metastásico (en inglés).

Factores de crecimiento de glóbulos blancos

Los factores de crecimiento de los glóbulos blancos son proteínas que ayudan al cuerpo a producir glóbulos blancos. También se llaman hematopoyéticas, lo cual significa que son factores estimuladores de colonias (Colony-Stimulating Factors, CSF) y formadores de sangre. Los glóbulos blancos ayudan a combatir infecciones y pueden destruirse durante algunos tipos de tratamientos contra el cáncer. Su médico puede recomendar CSF para ayudarla a evitar las infecciones.

Cuando el tratamiento deja de funcionar

Sin embargo, en algún punto, las opciones de tratamiento del cáncer de mama metastásico se vuelven muy limitadas y el cáncer se volverá difícil de controlar. Cuando esto sucede, los pacientes pueden elegir detener el tratamiento y centrarse en los cuidados paliativos.

Es importante que mantenga conversaciones abiertas y sinceras con su equipo de atención médica, a fin de expresar sus sentimientos, preferencias e inquietudes. El equipo de atención médica tiene como objetivo ayudar, y muchos de sus integrantes tienen habilidades especiales, experiencia y conocimientos para brindar apoyo a los pacientes y a sus familiares. Asegurarse de que una persona esté físicamente cómoda y que no sienta dolor es extremadamente importante.

Es posible que las personas con cáncer de mama metastásico y con una expectativa de vida inferior a 6 meses quieran considerar los cuidados para enfermos terminales. Los cuidados para enfermos terminales están pensados para proporcionar la mejor calidad de vida posible para las personas que están cerca de la etapa final de la vida. Es recomendable que usted y su familia hablen con el equipo de atención médica respecto a las opciones de cuidados para enfermos terminales, que incluyen cuidados domiciliarios para enfermos terminales, cuidados en un hospital de cuidados paliativos u otros lugares de atención médica. El cuidado de enfermería y los equipos especiales pueden hacer que permanecer en el hogar sea una opción factible y más deseable para muchas familias. Obtenga más información sobre la planificación de la atención del cáncer avanzado.

El rol cambiante de los cuidadores

Un cuidador familiar juega un papel muy importante en cuanto a brindar apoyo a una persona a quien se le diagnosticó cáncer y brindar atención física, emocional y práctica todos los días o según sea necesario. Muchos cuidadores se centran en brindar este apoyo, especialmente si el período de tratamiento dura muchos meses o un período más prolongado.

Además, el papel del cuidador con frecuencia cambia durante el tratamiento, y a menudo se vuelve más intensivo si el cáncer empeora.

A la larga, la necesidad de tener un cuidador relacionado con el diagnóstico de cáncer llega a su fin. Después de la muerte de un ser querido, muchas personas necesitan apoyo para ayudarlas a sobrellevar la pérdida. Obtenga más información sobre sufrimiento y pérdida (en inglés).

La siguiente sección de esta guía es Cómo sobrellevar el tratamiento. Ofrece orientación sobre cómo sobrellevar los cambios físicos, emocionales y sociales que pueden ocasionar el cáncer y su tratamiento. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Cómo sobrellevar el tratamiento

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: obtendrá más información sobre cómo sobrellevar los efectos físicos, emocionales, sociales y económicos del cáncer y su tratamiento. Esta página incluye varios enlaces que lo llevarán fuera de esta guía a otras secciones de este sitio web. Use el menú para ver otras páginas.

Todos los tratamientos para el cáncer pueden provocar efectos secundarios o cambios en su cuerpo y en cómo se siente. Por muchos motivos, las personas no experimentan los mismos efectos secundarios, incluso cuando reciben el mismo tratamiento para el mismo tipo de cáncer. Esto puede hacer que sea difícil predecir cómo se sentirá durante el tratamiento.

Cuando se prepara para iniciar el tratamiento para el cáncer, es normal sentir temor a los efectos secundarios relacionados con el tratamiento (en inglés). Puede ser útil saber que su equipo de atención médica se esforzará por prevenir y aliviar los efectos secundarios. Los médicos denominan esta parte del tratamiento para el cáncer “cuidados paliativos” o “atención de apoyo”. Es una parte importante de su plan de tratamiento, independientemente de su edad o de la etapa de la enfermedad. Si falla el tratamiento para el cáncer o elige dejarlo, los cuidados paliativos continuarán y se centrarán en reducir el dolor y otros síntomas producidos por el cáncer.

Cómo sobrellevar los efectos secundarios físicos

Los efectos secundarios físicos frecuentes de cada opción de tratamiento para el cáncer de mama metastásico se mencionan en la sección Tipos de tratamiento. Obtenga más información sobre los efectos secundarios del cáncer y su tratamiento, junto con las formas de prevenirlos o controlarlos. Los cambios en su salud física dependen de varios factores, incluidos el lugar del cuerpo al cual se ha diseminado el cáncer, la duración y la dosis del tratamiento, y su estado de salud general.

Cómo sobrellevar los efectos emocionales y sociales

La vida con cáncer metastásico presenta dificultades. Después de recibir este diagnóstico, usted puede experimentar efectos emocionales y sociales, además de los efectos físicos. Estos pueden incluir el enfrentar emociones difíciles, como la tristeza, la ansiedad, el enojo o la desesperanza. A veces, a los pacientes les resulta difícil expresar cómo se sienten a sus seres queridos, o las personas no saben qué contestarles.

Es posible que sus seres queridos también necesiten ayuda para hacer frente a la situación. Tener a un familiar o un amigo con cáncer metastásico es difícil, especialmente en el caso de las personas que ayudan a cuidarla.

Se alienta a los pacientes y a sus familiares a compartir sus sentimientos con un integrante del equipo de atención médica. Hablar sobre los miedos e inquietudes es importante, incluso cuando el tratamiento está funcionando bien. Usted también puede encontrar estrategias para sobrellevar los efectos emocionales y sociales en una sección diferente de este sitio web. Esta sección incluye muchos recursos para buscar apoyo e información para satisfacer sus necesidades.

Cómo sobrellevar los efectos económicos

El tratamiento para el cáncer puede resultar costoso. Por lo general, esto genera mucho estrés y ansiedad en las personas con cáncer y sus familias. Además de los costos del tratamiento, muchas personas descubren que tienen gastos adicionales y no previstos en relación con su atención. A algunas personas, el alto costo de la atención médica les impide seguir su plan de tratamiento para el cáncer. Esto puede poner en riesgo su salud y generar mayores costos en el futuro. Se alienta a los pacientes y a sus familias a que hablen acerca de sus inquietudes económicas con un integrante del equipo de atención médica. Obtenga más información sobre cómo manejar las cuestiones económicas en una parte diferente de este sitio web.

El cuidado de un ser querido con cáncer

Los familiares y los amigos en ocasiones desempeñan un papel importante en el cuidado de una persona con cáncer de mama metastásico. Estas personas reciben el nombre de cuidadores. Los cuidadores pueden proporcionar apoyo físico, práctico y emocional al paciente, incluso si viven lejos.

Los cuidadores pueden tener diversas responsabilidades diarias o según se las necesite. A continuación, se enumeran algunas de las responsabilidades que asumen los cuidadores:

  • Proporcionar apoyo y aliento

  • Conversar con el equipo de atención médica

  • Administrar medicamentos

  • Ayudar a manejar los síntomas y efectos secundarios

  • Coordinar las citas médicas

  • Llevar y traer al paciente a las citas

  • Asistir con las comidas

  • Ayudar con las tareas domésticas

  • Manejar problemas con el seguro y la facturación

Obtenga más información sobre el cuidado del paciente.

Cómo hablar con su equipo de atención médica sobre los efectos secundarios

Hable con su médico acerca de los posibles efectos secundarios antes de comenzar el tratamiento. Pregúntele lo siguiente:

  • ¿Qué efectos secundarios son los más probables?

  • ¿Cuándo es probable que se produzcan?

  • ¿Qué podemos hacer para evitarlos o aliviarlos?

Asegúrese de contarle a su equipo de atención médica sobre cualquier efecto secundario que se produzca durante el tratamiento y también después de este. Cuéntele incluso si no le parece que los efectos secundarios sean graves. Esta charla debería incluir los efectos físicos, emocionales y sociales del cáncer. Además, pregunte cuánta atención puede llegar a necesitar en su hogar y en sus tareas cotidianas durante el tratamiento y después de este. Esto puede ayudarlo a preparar un plan para su cuidado.

La siguiente sección de esta guía es La vida con cáncer de mama metastásico. Describe cómo sobrellevar los desafíos cotidianos que se plantean después de un diagnóstico de cáncer de mama metastásico. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - La vida con cáncer de mama metastásico

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: leerá sobre cómo sobrellevar los desafíos cotidianos que se plantean después del diagnóstico de cáncer de mama metastásico. Use el menú para ver otras páginas.

Para muchas personas con cáncer de mama metastásico, es posible una buena calidad de vida durante meses o incluso años. Cuando existen tratamientos eficaces para el cáncer metastásico, su situación puede ser similar a la de una persona con una enfermedad crónica (a largo plazo). Puede tratarse el cáncer para evitar que empeore, pero no se puede curar.

La vida con cáncer metastásico presenta dificultades. Cada persona con cáncer de mama metastásico tiene inquietudes y desafíos individuales. Ante cualquier desafío, un buen primer paso es ser capaz de reconocer los miedos y hablar sobre ellos. Para sobrellevar con eficacia una situación se requiere lo siguiente:

  • Entender el desafío al que se enfrenta

  • Pensar en soluciones

  • Pedir y permitir el apoyo de otros

  • Sentirse a gusto con el curso de acción que eligió seguir

A muchas personas con cáncer metastásico les resulta útil unirse a un grupo de apoyo en persona o a una comunidad en línea. Esto le permite hablar con personas que tienen experiencias personales similares. Otras opciones para buscar apoyo incluyen hablar con un amigo o integrante de su equipo de atención médica, obtener asesoramiento individual o pedir asistencia en el centro de recursos de aprendizaje del lugar en donde recibe tratamiento.

Monitorear su salud

Durante el tratamiento, su equipo de atención médica seguirá realizando controles para asegurarse de que el cáncer no haya empeorado, manejar cualquier efecto secundario y monitorear su salud general. Esto puede incluir exámenes físicos, análisis de sangre o pruebas por imágenes. Estos tipos de pruebas que reciba dependen de varios factores, que incluyen su salud actual y los tipos de tratamientos administrados.

La anticipación antes de someterse a una prueba o esperar los resultados de una prueba puede aumentarle el estrés a usted o a un familiar. Esto a veces se llama “ansiedad ante las pruebas”. Obtenga más información sobre cómo sobrellevar este tipo de estrés (en inglés).

Permanecer lo más saludable posible

Se alienta a que las personas con cáncer de mama metastásico sigan pautas establecidas para tener una buena salud, por ejemplo, no fumar, limitar o evitar el alcohol, alimentarse bien y manejar el estrés. Además, es importante que se realicen las pruebas y los controles médicos recomendados para cuidar de su salud.

La actividad física regular puede ayudarle con sus niveles de energía y fuerza. Su equipo de atención médica puede ayudarlo a diseñar un plan de ejercicios adecuado según sus necesidades, sus aptitudes físicas y su nivel físico. Es posible que se recomiende la rehabilitación del cáncer, y esto podría incluir cualquier servicio de una amplia gama, como fisioterapia, manejo del dolor, planificación nutricional y asesoramiento emocional. El objetivo de la rehabilitación es ayudar a la persona a mantener el control sobre muchos aspectos de su vida y a permanecer tan independiente y productiva como sea posible durante el mayor tiempo viable.

La siguiente sección es Preguntas para hacerle al equipo de atención médica para ayudar a iniciar conversaciones con su equipo de atención del cáncer. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Preguntas para hacerle al equipo de atención médica

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: encontrará algunas preguntas para hacerle al médico u otros integrantes del equipo de atención médica, que lo ayudarán a comprender mejor su diagnóstico, el plan de tratamiento y la atención en general. Use el menú para ver otras páginas.

Hablar con frecuencia con el equipo de atención médica es importante para tomar decisiones informadas respecto de la atención médica. Las preguntas que aquí se sugieren son un punto de partida para ayudarlo a obtener más información sobre la atención y el tratamiento del cáncer. También se aconseja que haga preguntas adicionales que sean importantes para usted. Es recomendable que imprima esta lista y la lleve a la próxima cita. También puede descargar una aplicación gratuita de Lineagotica a fin de obtener una lista digital y otras herramientas interactivas para administrar su atención.

Preguntas para hacer después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama metastásico

  • ¿A qué parte de mi cuerpo se ha diseminado el cáncer?

  • ¿Tiene experiencia en el tratamiento de personas con cáncer de mama metastásico?

  • ¿Recomendaría obtener una segunda opinión?

  • ¿Cuál es mi pronóstico?

  • ¿Hay algo que puedo hacer para mejorar mi pronóstico?

Preguntas para hacer sobre el tratamiento

  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?

  • ¿Qué opciones de ensayos clínicos tengo a mi disposición? ¿Dónde están ubicados y cómo averiguo más sobre ellos?

  • ¿Hay suficiente información para recomendarme un plan de tratamiento? De lo contrario, ¿qué pruebas o procedimientos serán necesarios?

  • Si anteriormente he recibido tratamiento para el cáncer de mama no metastásico, ¿tiene planeado volver a realizar pruebas del estado del receptor de hormonal y el estado de HER2 del cáncer?

  • ¿Qué plan de tratamiento recomienda?

  • ¿Cuál es el objetivo de cada tratamiento? ¿Consiste en eliminar el tumor, ayudarme a sentirme mejor o ambos?

  • ¿Cuáles son los riesgos de cada tratamiento?

  • ¿Cómo influye en las opciones de tratamiento el hecho de ser (o no ser) menopáusica?

  • ¿Qué es la quimioterapia? ¿Qué es la terapia hormonal o endocrina? ¿Qué es la terapia dirigida?

  • ¿Qué puedo hacer para prepararme para cada tratamiento?

  • ¿Cuáles son los nuevos avances en investigación para este tipo de cáncer?

  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de cada tratamiento?

  • ¿Qué atención médica recibiré para ayudar a controlar mis síntomas y efectos secundarios?

  • ¿Perderé el cabello, y se puede hacer algo para evitar la pérdida de cabello?

  • ¿Cómo afectará este tratamiento mi vida cotidiana? ¿Podré trabajar, hacer ejercicio y realizar mis actividades habituales?

  • ¿Este tratamiento afectará mi vida sexual? De ser así, ¿cómo y durante cuánto tiempo? ¿Hay algo que pueda hacer para evitar o tratar estos efectos?

  • ¿Cuándo necesito tomar una decisión sobre el tratamiento?

  • ¿Quién coordinará mi tratamiento general?

  • ¿Quiénes integrarán mi equipo de atención médica y qué función cumple cada integrante?

  • ¿A quién puedo llamar si tengo algún problema o pregunta sobre mi tratamiento? ¿A quién debo llamar si experimento efectos secundarios?

  • ¿Se comunica con sus pacientes por correo electrónico o con un sistema de registro electrónico de salud?

  • ¿Qué pasará si este tratamiento deja de funcionar?

  • ¿Qué pasará si elijo suspender el tratamiento?

Preguntas para hacer acerca de la vida con cáncer de mama metastásico

  • ¿Qué nivel de cuidado necesitaré en este momento?

  • ¿Dónde puedo obtener apoyo emocional para mí y para mi familia?

  • ¿Qué otros servicios se encuentran a mi disposición y a la de mi familia?

  • Si me preocupa cómo afrontar los costos relacionados con la atención para el cáncer, ¿quién me puede ayudar? ¿Quién puede ayudarme a entender qué aspectos de la atención cubre mi seguro?

  • ¿Tiene un trabajador social con quien pueda hablar?

  • ¿Qué le debo decir a mi empleador si es que debo decirle algo? ¿Cuáles son las leyes que protegen mis derechos como empleado?

  • ¿A quién debo llamar si tengo preguntas o surgen problemas?

Preguntas para hacer sobre la toma de decisiones respecto del cáncer avanzado

  • ¿Continuarán los cuidados paliativos incluso si dejo el tratamiento?

  • ¿Dónde puedo recibir cuidados paliativos?

  • ¿Con qué frecuencia deberé ver a un médico?

  • ¿En qué consisten los cuidados para enfermos terminales? ¿Cuál es la diferencia entre los cuidados para enfermos terminales y los cuidados paliativos?

  • ¿Estoy en el punto donde debería considerar los cuidados para enfermos terminales? Si no es así, ¿me lo dirán cuando lo esté?

  • ¿Dónde puedo recibir cuidados para enfermos terminales y cómo puedo hacer frente a sus costos?

  • ¿Necesito elegir un representante de atención médica para que tome decisiones médicas en mi nombre cuando yo no pueda hacerlo?

  • ¿Qué documentos legales debo preparar que expliquen el tratamiento médico que deseo o que no deseo? ¿Un testamento en vida? ¿Órdenes de reanimación cardiopulmonar (RCP) o de no reanimación? ¿Formulario de órdenes médicas de tratamiento para el sustento de vida?

  • ¿Existen recursos que me recomiende para ayudarme a organizar mis asuntos legales, financieros y empresariales?

  • ¿Qué servicios se encuentran disponibles para ayudarnos a mí y a mi familia con los aspectos emocionales y espirituales de la muerte y el proceso de fallecimiento?

La siguiente sección de esta guía es Recursos adicionales. Ofrece algunos recursos adicionales en el sitio web, además de esta guía, que pueden resultarle de utilidad. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Cáncer de mama metastásico - Recursos adicionales

Aprobado por la Junta editorial de Lineagotica, 05/2018

EN ESTA PÁGINA: Encontrará algunos enlaces útiles a otras áreas de Lineagotica que proporcionan información sobre la atención y el tratamiento para el cáncer. Esta es la página final de la Guía para el cáncer de mama metastásico de Lineagotica. Use el menú para regresar y ver otras páginas.

Lineagotica incluye muchas otras secciones sobre los aspectos médicos y emocionales del cáncer para la persona que ha recibido el diagnóstico y sus familiares y amigos. Este sitio web pretende ser un recurso para usted y sus seres queridos desde el momento del diagnóstico, durante el tratamiento y después de este.

Se incluyen a continuación algunos enlaces para ayudarlo a explorar otras partes de Lineagotica:

Este es el final de la Guía para el cáncer de mama metastásico de Lineagotica. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.