Dialogar con los niños sobre el cáncer

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 08/2017

Si un familiar tiene cáncer, los niños generalmente sienten que algo está mal. Es posible que también escuchen conversaciones. Tienen una tendencia a preocuparse más si sienten que se les están ocultando novedades importantes. Como padre o tutor, es posible que desee proteger a sus hijos de noticias perturbadoras, como el cáncer. Sin embargo, evitar el tema puede confundir a los niños y hacer que sientan que es una situación trágica.

También es importante recordar que los niños comparten información con otros niños. Toda la familia debe trabajar junta para decidir qué y cuánta información se les brindará a los niños sobre el diagnóstico de cáncer de algún familiar. Esto puede ayudar a evitar que información confusa y errónea se transmita entre los niños.

Consejos para dialogar con sus hijos

Los padres o el tutor de un niño deben ser los primeros en dialogar sobre el diagnóstico de cáncer de algún familiar. Cuando dialogue con sus hijos, escuche sus preocupaciones y responda sus preguntas lo mejor que pueda. A continuación presentamos algunos consejos para ayudarlo a dialogar sobre el cáncer con sus hijos:

Lenguaje que debe usar

  • Use el término “cáncer”. Esto brinda a sus hijos información específica y reduce la confusión y los malos entendidos.

  • Use un lenguaje acorde a la edad para dialogar sobre el cáncer (en inglés). Los niños más pequeños necesitan una explicación más simple. En los niños más grandes, una explicación más detallada ayuda a reducir los sentimientos de impotencia y miedo.

Temas para conversar

  • Asegúreles que ellos no hicieron nada que haya provocado el cáncer en su familiar.

  • Asegúrese de que entiendan que el cáncer no es contagioso.

  • Hágales saber que está bien que tengan muchos sentimientos diferentes y que usted también tiene muchos de esos mismos sentimientos.

  • Ofrezca una evaluación realista pero esperanzadora de la situación, y concéntrese en cómo se tratará el cáncer.

  • Hágales saber a sus hijos que tienen la libertad de hacer cualquier pregunta.

  • Sea honesto cuando responda las preguntas. Está bien decir “no lo sé”.

  • Tal vez no quiera informar a su hijo todos los detalles acerca del cáncer. Use su criterio sobre qué compartir, en función de la edad de su hijo.

  • Esté preparado para dialogar sobre la muerte con sus hijos. Use términos específicos y claros, y evite usar frases indirectas como “pasar a mejor vida” o “dormirse para siempre”. Es posible que los niños confundan dormir con la muerte. Pueden tener miedo de morir mientras duermen o pueden pensar que una persona podría despertar de la muerte.

  • Considere la posibilidad de practicar la conversación con un ser querido de confianza, quien puede proporcionarle algún comentario sobre su tono y elección de palabras. Asegúrese de estar lo más calmo posible al dialogar con los niños sobre un diagnóstico de cáncer.

Medidas que debe tomar

  • Intente mantener las rutinas de sus hijos de la manera más constante posible, pero prepárelos para las cosas que cambiarán.

  • Proporcione oportunidades para que sus hijos ayuden. Sin embargo, no los cargue con más responsabilidad de la que pueden manejar.

Consejos relacionados con el tratamiento

  • Dialogue sobre los tipos de tratamiento y sobre el cronograma de tratamientos, si se conoce. Esto también dependerá de la edad de su hijo y de si es lo suficientemente grande como para entender esos detalles.

  • Explíqueles que el tratamiento puede causar algunos efectos secundarios difíciles, pero que igualmente está funcionando para ayudar a que la persona con cáncer se mejore.

  • Prepare a sus hijos para los posibles cambios físicos, como la pérdida de cabello o los cambios de peso, antes de que sucedan.

  • Si usted está en el hospital durante un período extenso, sus hijos pueden pensar que no quiere estar en el hogar con ellos. Permanecer en contacto ayudará a asegurarles que la enfermedad no afecta lo mucho que los ama.

Consejos para continuar la conversación después del diagnóstico

  • Considere la opción de reunirse con un consejero (en inglés). Un consejero puede ayudarlo a abordar las necesidades únicas y el estado de desarrollo de un niño cuando se dialoga sobre el cáncer.

  • Pídales a su médico o enfermero que le informen sobre los recursos disponibles en su centro de tratamiento y en su comunidad local.

Para abuelos y otros familiares

Es importante que los padres o el tutor sean los primeros en dialogar sobre el diagnóstico de cáncer de algún familiar. Si a usted se le diagnostica cáncer, tal vez quiera mantener diálogos de seguimiento con sus nietos o sobrinos.

A continuación presentamos algunas cosas importantes para tener en cuenta antes de entablar un diálogo con sus nietos o sobrinos:

  • Pregúnteles a sus hijos adultos o hermanos cuánta información ya les han brindado a sus hijos.

  • Pregúnteles si están de acuerdo con que mantenga un diálogo de seguimiento con sus nietos o sobrinos.

  • Aliente a toda la familia para que hablen entre ellos, para que no exista confusión entre los niños de la familia.

  • Considere la opción de compartir los consejos anteriores con sus hijos adultos o hermanos.

Recursos relacionados

Vida familiar (en inglés)

Criar a los hijos cuando se vive con cáncer (en inglés)

Hablar con su hijo adolescente (en inglés)

4 claves para criar a los niños durante el cuidado de uno de los padres con cáncer (en inglés)

Más información

Cómo hablar con sus hijos sobre su diagnóstico