Duelo por la pérdida de un hermano

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 03/2018

El duelo es una respuesta normal ante la pérdida de un hermano o hermana. Pero a los hermanos adultos se los suele llamar “dolientes olvidados” porque su duelo suele quedar opacado por el de otros familiares, como los padres de la persona, cónyuge o hijos.

Más allá de la relación que tenía con su hermano, tiene derecho a atravesar el duelo. Sus familiares y amigos pueden no entender el papel que tenía su hermano en su vida. Por lo que es importante decirles que necesita su apoyo. 

La muerte de un hermano puede tener muchos efectos en una persona, como por ejemplo:

  • La pérdida de una relación a largo plazo. Los hermanos suelen estar conectados de forma muy profunda. Estuvieron presentes en los mejores y peores momentos de sus vidas. Por lo tanto, su muerte puede representar la pérdida de un amigo, protector y confidente con quien comparte muchos recuerdos. Puede sufrir por la pérdida de su relación pasada y por el papel que imaginaba que su hermano tendría en su futuro.

  • Culpa. Las relaciones de los hermanos pueden ser complicadas. Pueden involucrar amor y afecto, así como rivalidad, celos y peleas. Puede sentir culpa por algunas cosas que alguna vez dijo o hizo. O puede arrepentirse por no haber tenido una relación más cercana. También puede pensar en situaciones como “que hubiese pasado si...” o “tan solo si...”. O puede experimentar “culpa de sobreviviente” y cuestionarse por qué no fue usted quien murió. Obtenga más información sobre cómo sobrellevar la culpa (en inglés).

  • Su nuevo papel en la familia. Los familiares tienen diferentes papeles y responsabilidades, algunas veces sobreentendidos, que pueden cambiar cuando fallece un hermano. Puede que tenga nuevas responsabilidades, como ser el hermano mayor o el hijo único con familiares que se acerquen en búsqueda de liderazgo. Este cambio puede hacerlo sentir más estresado o resentido durante el proceso de duelo.

  • Miedo de desarrollar cáncer. Como usted y sus hermanos comparten muchos de los mismos genes, es normal preocuparse por desarrollar cáncer. También puede que se preocupe por la posibilidad de que otros familiares reciban un diagnóstico de la enfermedad. Si bien el cáncer puede circular en la familia, la mayoría de los cánceres son esporádicos, es decir, que ocurren por casualidad. Obtenga más información sobre recolectar y compartir sus antecedentes familiares de cáncer (en inglés).

Consejos para afrontar la pérdida de un hermano

Todos afrontan la pérdida de un hermano de una forma distinta. No hay forma correcta de superar los sentimientos de duelo. Y no hay un tiempo específico para recuperarse de esos sentimientos. Los siguientes consejos pueden ayudarlo en el proceso del duelo:

  • Comparta su duelo con otros familiares. Toda su familia está en duelo por la pérdida de su hermano. Pero cada persona atraviesa el duelo a su manera. Hablar sobre el duelo compartido puede ayudarlos con el dolor y la tristeza en conjunto.

  • Encuentre apoyo fuera de la familia. Puede ser de gran ayuda buscar el apoyo de su familia. Pero también puede ser difícil para algunos familiares brindar consuelo y afrontar su propio duelo a la vez. Evalúe hablar sobre su pérdida con personas fuera de su familia, como un amigo cercano, un clérigo o un terapeuta de duelos. Los grupos de ayuda también pueden brindar un ambiente para hablar con otras personas que comparten y entienden sus experiencias y sentimientos.

  • Perdónese. Los hermanos compiten, se pelean y se desafían. Perdónese por todas las cosas malas que haya dicho o haya hecho o por las cosas que le gustaría haber dicho o hecho, pero no hizo. Perdónese por no haber tenido una relación tan cercana con su hermano. No significa que no lo amaba.

  • Cuide su salud física. Calme su miedo sobre el riesgo de cáncer (en inglés) y enfóquese en desarrollar y mantener un estilo de vida saludable. Hágase chequeos regulares y pruebas médicas según lo recomiende su médico. Busque sus antecedentes familiares de cáncer y bríndeselos a su médico y a otros familiares.

  • Cuide su salud mental. Sentirse extremadamente triste o bloqueado son reacciones normales frente a la pérdida de un hermano. Pero algunas veces estos y otros síntomas de la depresión no disminuyen con el tiempo, y los sentimientos de desesperanza, ansiedad, o enojo pueden comenzar a afectar su vida diaria. Si se siente de esta forma con su duelo, consulte con su médico sobre la terapia del duelo. Los medicamentos también pueden ayudar a manejar la depresión relacionada con el duelo.

  • Busque formas de recordar a su hermano. Cuando el dolor del duelo comience a aliviarse, puede sentir que está comenzando a olvidar a su hermano. Buscar formas de conmemorar a su hermano puede ayudarlo a mantener su recuerdo vivo y mantener un sentimiento de conexión. Puede hacer un libro familiar de recuerdos con fotos, historias y otros recuerdos que aporten los familiares. O puede pensar en hacerse voluntario de una caridad relacionada con el cáncer, o una caridad que era importante para su hermano. Lea más sobre las formas de afrontar el duelo.

Crianza de un niño que perdió a su hermano

La muerte de un hermano es una pérdida enorme para un niño. Pero los padres suelen estar abrumados por su propio duelo y pueden necesitar ayuda para cumplir las necesidades de los hermanos en duelo. Un hijo vivo puede sentir la necesidad de “llenar” el vacío que dejó el hijo fallecido o pensar que los padres hubieran preferido que él o ella muriera en vez de su hermano. Es importante que los padres reconozcan el duelo de los hermanos vivos y brindarles apoyo.

Obtenga más información sobre cómo los padres pueden ayudar a sus hijos a afrontar la situación de un hermano con cáncer (en inglés) y cómo ayudar a un niño o adolescente que se encuentra en duelo.

Recursos relacionados

Entender el duelo y la pérdida

Sobrellevar los cambios después de una pérdida

Duelo por la pérdida de un hijo

Más información

Instituto Nacional del Cáncer: Aflicción, duelo y manejo de la pérdida (PDQ®)

Los amigos compasivos: Apoyo de duelo para hermanos