Sobrellevar los cambios después de una pérdida

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 03/2018

La muerte de un ser querido provoca muchos cambios en los miembros de la familia sobreviviente. Estos van desde cambios en las rutinas domésticas hasta cambios en las prioridades o en los planes para el futuro. Habituarse a las situaciones de una nueva vida puede tomar meses o años.

Cambios frecuentes

Después de la muerte de un familiar o de un amigo cercano, es posible que note cambios en numerosas áreas:

  • Relaciones. Es posible que note diferencias en cómo usted, su familia y sus amigos se relacionan entre ustedes después de la muerte de un ser querido. Es posible que algunos amigos o familiares no sepan qué decirle o cómo actuar frente a usted. O es posible que se distancien de usted. Otros pueden acercarse más que nunca a usted. Puede ser que los cambios en sus intereses, en sus prioridades o en sus objetivos después de la muerte de un ser querido hagan que pierda contacto con algunos amigos o familiares. Pero también pueden llevar a nuevas relaciones y a nuevas amistades.

  • Rutinas. Si ha estado cuidando a un ser querido con cáncer, es posible que gran parte de su rutina diaria haya constado de visitas al hospital y de tareas de cuidado. Cuando la persona muere y esta rutina familiar termina, puede sentirse perdido y extrañar sus responsabilidades de cuidados. Con el tiempo, muchas personas son capaces de desarrollar una nueva rutina que les resulta familiar y con la que se sienten cómodos.

  • Responsabilidades. Cuando una pareja o un familiar muere, es posible que usted deba hacerse cargo de las tareas que este solía realizar. Algunas de estas tareas pueden ser completamente extrañas para usted. Y puede ser estresante aprenderlas. Cuando ya no pase tiempo como cuidador, también puede sentir que tiene demasiado tiempo libre. Este sentimiento puede liberar muchas emociones que antes podía mantener ocultas con tantas tareas de cuidado.

  • Empleo y finanzas. Si su pareja o el familiar era el principal sostén económico de la familia, es posible que deba trabajar más horas, que deba volver al trabajo o que salga a trabajar por primera vez. Si es un padre/madre con hijos pequeños, esto puede significar que deba hacer arreglos para el cuidado de los niños y que tenga menos tiempo para pasar en el hogar. La muerte de un familiar también puede traer cambios en la economía de la familia. Esto puede incluir menos sueldos, una diferencia en los beneficios de la seguridad social o pagos de una póliza de seguros de vida.

  • Fe y espiritualidad. Después de la muerte de alguien que ama, es posible que usted se cuestione sus creencias religiosas o espirituales, o su entendimiento del sentido de la vida. O puede darse cuenta de que su fe se vuelve más fuerte y es una fuente de consuelo.

  • Prioridades y objetivos. Sus prioridades pueden cambiar para reflejar qué es lo que más le importa ahora. Las prioridades anteriores, como el trabajo, pueden ser reemplazadas por nuevas prioridades, como pasar más tiempo con su familia y amigos, o centrarse en su salud. Es posible que también tenga que cambiar sus prioridades por razones prácticas. Por ejemplo, si se ha convertido recientemente en el sostén económico de la familia, es posible que deba centrarse en encontrar un buen trabajo o en construir una carrera. A medida que se adapta a un nuevo estilo de vida, también puede tener que cambiar sus objetivos o demorar en tomar medidas para alcanzarlos.

  • Actividades e intereses. Es posible que ya no tenga interés en algunas actividades que anteriormente disfrutaba. O es posible que desarrolle nuevos intereses. Estos podrían incluir involucrarse en actividades que eran importantes para su ser querido, o ser voluntario en un hospital local o en una organización de apoyo a pacientes con cáncer. Conozca más sobre lo que significa apoyar a pacientes con cáncer (en inglés).

Sobrellevar el cambio

Las siguientes estrategias pueden ayudarlo a sobrellevar mejor los cambios estresantes tras la muerte de un ser querido:

  • Tómese tiempo cuando tome decisiones importantes. El año posterior a la muerte de un ser querido está llena de emociones. Los expertos en salud mental sugieren esperar al menos un año antes de tomar cualquier decisión importante, como mudarse o cambiar de trabajo. Analice hacer una lista de decisiones y tareas, y determine cuáles se deben realizar de manera inmediata. Intente posponer las decisiones importantes que puedan esperar.

  • Comparta nuevas responsabilidades. Toma tiempo que usted y su familia se adapten a las nuevas responsabilidades y se acomoden a la nueva rutina. Como familia, analicen las tareas domésticas y quién estará a cargo de cada tarea. Además, dialoguen sobre los cambios en la rutina familiar. Esto es importante sobre todo para los niños pequeños que pueden sentirse especialmente tristes.

  • Pida y acepte ayuda. Los amigos y los familiares querrán ayudarlo, pero es posible que no sepan qué necesita o cómo preguntar si necesita ayuda. Sea específico en cuanto a sus necesidades y haga una lista de tareas que otros pueden realizar. Si está aprendiendo cómo realizar tareas desconocidas, como cocinar, solicítele a alguien que le muestre qué debe hacer. O analice tomar una clase.

  • Obtenga ayuda para manejar cuestiones financieras y legales. Las numerosas tareas financieras y legales que siguen a la muerte, a menudo, parecen abrumadoras. Esto es especialmente cierto si no está acostumbrado a manejar sus asuntos financieros y legales. Si es posible, hable con un experto en asuntos legales o financieros, como un abogado, un contador o un asesor financiero. Estos servicios pueden ayudarlo a planear su futuro legal y financiero, y a la larga ahorrar dinero.

  • Obtenga asesoramiento antes de retomar el trabajo. Si retoma el trabajo después de un largo tiempo o si va a trabajar por primera vez, analice hablar con un asesor vocacional. Un asesor vocacional puede ayudarlo a redactar un currículum y a buscar un trabajo. También puede ayudarlo a decidir qué opciones de carreras son más adecuadas para usted. Muchos gobiernos estatales y de condados ofrecen capacitaciones laborales gratis y servicios de asesoramiento vocacional.

  • Analice llevar un diario. Llevar un diario (en inglés) puede ayudarlo a entender los cambios que experimenta. Además de escribir sobre sus sentimientos y pensamientos, puede usar su diario para que lo ayude a organizar sus tareas, prioridades y planes. Revisar su diario puede ayudarlo a ver cómo sus prioridades y objetivos han cambiado, y como ha mejorado su capacidad para sobrellevarlos.

  • Analice unirse a un grupo de ayuda. Los grupos de ayuda ofrecen la oportunidad de hablar con otros que comparten sus sentimientos y experiencias. Es probable que otras personas que han perdido a un ser querido debido al cáncer hayan experimentado muchos de los mismos cambios. Y pueden ofrecerle ayuda emocional y consejos prácticos a medida que se adapta.

  • Recuerde lo positivo. Cambiar sus prioridades, desarrollar nuevos intereses y aprender nuevas habilidades pueden traer cambios positivos a su vida. Permítase sentirse orgulloso de los nuevos logros. Y recuerde que no es una traición a su ser querido disfrutar nuevas actividades o establecer nuevos objetivos para el futuro.

Recursos relacionados

Entender el duelo y la pérdida

Sobrellevar el duelo

Duelo por la pérdida de un hermano

Manejo del estrés (en inglés)