Hablemos acerca del pavo: Su guía completa para la salubridad durante Acción de Gracias

November 19, 2015
Kristina Beaugh, MPH

Kristina Beaugh, MPH, Personal de Educación al Consumidor sobre la Salubridad de Alimentos, Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos del Departamento de Agricultura

La celebración del día de Acción de Gracias ya prácticamente esta aquí. Ya casi se pueden oler en la cocina el pavo y el pastel de calabaza. Para muchos cocineros, la cena del día de Acción de Gracias es el banquete más grande que ellos preparan. Sin embargo, la pieza central de la cena — el pavo — puede llegar ser el causante de enfermedades si no se prepara y sino se cocina de manera correcta. Para los pacientes de cáncer, las enfermedades causadas por alimentos contaminados pueden llegar a causar infecciones serias, hospitalizaciones en incluso hasta la muerte. El poder de protegerse usted así como aquellos de quien usted cuida esta en sus manos y para ayudarlo aquí le ofrecemos estos consejitos útiles.

Prepárese por adelantado

Si su cena de Acción de Gracias  va a contar con un grupo grande de personas, planear por adelantado es un paso esencial. Planee su menú desde ahora y prepare su lista de compra con anticipación para asegurarse que nada se nos olvide. Los comestibles enlatados o en conserva, como la salsa de arándano, pueden ser comprados por adelantado para reducir su lista de compras más tarde.  

A la hora de calcular cuan grande deberá de ser su pavo una buena regla a seguir es calcular una libra de pavo por cada invitado. La decisión entre comprar  un pavo fresco sin congelar o uno congelado es preferencia personal. No hay ninguna diferencia significativa de calidad entre los dos. Su se decide por un  pavo fresco, cómprelo entre no más de 1 a 2 días antes de que lo vaya a cocinar. Algunos comerciantes les permiten a sus clientes ordenar sus pavos por adelantado y recogerlos en una fecha más cerca del día de Acción de Gracias.

Si desea comprarlo con amplia anticipación puede optar por un pavo congelado. Mantenga el pavo congelado hasta que usted esté listo para descongelarlo y cocinarlo. Visite la página de Conteo Regresivo Para el Día de Acción de Gracias de USDA para hojear algunos consejos que le puedan ayudar a calcular los tiempos de descongelación. Recuerde, una vez esté descongelado su pavo, el mismo se mantendrá salubre por solo 2 días en el refrigerador. 

Y finalmente, no olvide usar un termómetro de alimentos a la hora de cocer su pavo. Úselo para verificar que el pavo ha alcanzado las temperaturas seguras recomendadas y esta listo para ser servido.

Día de Acción de Gracias

Mantenga su cena de Acción de Gracias segura y deliciosa siguiendo los cuatro pasos de salubridad- Limpiar, Separar, Cocinar y Enfriar.

LIMPIAR: Lávese las manos con agua tibia y jabón por 20 segundos antes, durante y después de preparar cualquier alimento, en especial al preparar carnes o aves crudas. Esta es la manera más sencilla y efectiva de prevenir la propagación de bacterias.

SEPARAR: Siempre separe el pavo crudo de los alimentos listos para comer. También puede evitar la contaminación cruzada usando tablas para cortar, platos y utensilios separados para preparar y servir los alimentos.

COCINAR: Tratar de determinar  si ya se coció completamente y esta listo para servirse puede ser aun más difícil todavía. ¡Pero no tiene que ser así! Impresione a su familia con el uso de un termómetro de alimentos. De esta manera les demostrara que usted cocina como un PROfesional: Ponga el termómetro, Revise la temperatura, Ojo de no quemarlo.

Coloque el termómetro en tres lugares distintos para determinar la temperatura de su pavo:

  • El interior del muslo;
  • El interior del ala; y,
  • La parte más gruesa de la pechuga.

Asegure que la temperatura del pavo alcance una temperatura interna mínima de  165 °F.

Saque el pavo fuera del horno cuando alcance una temperatura interna mínima y sirva a su familia sin preocupaciones.

ENFRIAR: Su primer instinto luego de una cena tan espectacular es sentarse a descansar. Sin embargo, recuerde que debe refrigerar cualquier alimento que sobre a no más de 2 horas de haberlo servido para evitar que se contamine con bacterias.  Corte las sobras del pavo en pedacitos pequeños y guarde en envases pequeños para reducir el tiempo de enfriamiento. El relleno deberá ser guardado fuera del pavo.

Los sobrantes permanecerán salubres en su refrigerador entre 3 a 4 días. Para conservarlos por más tiempo debe guardarlos en el congelador. Los alimentos congelados permanecen salubres indefinidamente siempre y cuando permanezcan a 0 °F  o menos.  Para preservar la calidad de su sabor, utilice las sobras entre 2 a 6 meses.

¿Necesita Ayuda?

Si tienen preguntas adicionales sobre como cocinar un pavo, llame a la Línea de Información sobre Carnes y Aves del USDA al 1-888-MPHotline (1-888-674-6854) o converse en vivo con un especialista de la seguridad alimentaria en PregunteleaKaren.gov  quienes están disponibles de las 10 a.m. a las 4 p.m. hora este, de lunes a viernes, en inglés y español.

Si necesita ayuda en el día de Acción de Gracias, la Línea de Información sobre Carnes y Aves de USDA estará disponible de las 8 a.m. a las 2 p.m. (hora del este). También puede pueden usar el servicio de “Pregúntele a Karen”, la representante virtual de FSIS disponible 24 horas al día en la página de internet AskKaren.gov.  Visite PregunteleaKaren.gov  para preguntas en español.