Qué esperar cuando le realizan una cirugía

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 07/2016

Mire el video de Lineagotica: Aspectos básicos de la cirugía oncológica con Robert Sticca, MD (Basics of Cancer Surgery with Robert Sticca, MD), adaptado de este contenido en inglés.

Su equipo quirúrgico

Si necesita cirugía, un equipo de profesionales médicos altamente capacitados trabajará en conjunto para brindarle la mejor atención posible. Su equipo puede estar integrado por las siguientes personas:

Cirujano u oncólogo cirujano. Es el médico que dirigirá el equipo quirúrgico. La clase de cirujano que consultará depende del tipo y del estadio del cáncer. A continuación se incluyen algunos ejemplos de distintos tipos de cirujanos. Sin embargo, existen otros tipos de cirujanos que no se indican aquí. Además, los cirujanos generales también realizan diversas cirugías oncológicas.

  • Urólogos y oncólogos urólogos. Estos profesionales se especializan en tratar los tipos de cáncer urológico con cirugía. Los cánceres urológicos incluyen el cáncer de próstata, de testículo, de vejiga y de riñón.

  • Neurocirujanos. Este tipo de cirujano trata los cánceres de cerebro con cirugía.

  • Cirujanos torácicos. Son los médicos que tratan los cánceres de pulmón y esófago con cirugía.

  • Cirujanos dermatológicos. Este tipo de cirujano trata algunos tipos de cáncer de piel.

Anestesista. Un anestesista es un médico que cuida de los pacientes durante la cirugía e inmediatamente antes y después de esta, y administra la anestesia. La anestesia es un medicamento que bloquea la conciencia del dolor durante la cirugía y puede generar inconsciencia. Un anestesista también controla los signos vitales, como la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Además, identifica y trata cualquier problema relacionado con la anestesia que pueda surgir durante la cirugía o la recuperación.

Enfermero anestesista acreditado (certified registered nurse anesthetist, CRNA). Un enfermero anestesista puede controlar los signos vitales y modificar la anestesia cuando sea necesario bajo la dirección de un anestesista.

Enfermero de la sala de operaciones (también llamado enfermero OR [operating room]). Los enfermeros OR asisten al cirujano durante la cirugía.

Enfermeros y personal de la sala de recuperación. Los enfermeros de la sala de recuperación cuidan y controlan a los pacientes que han tenido una cirugía mayor o menor.

Otros profesionales de la salud. Otros miembros del equipo incluyen farmacéuticos, trabajadores sociales, nutricionistas o dietistas y fisioterapeutas. Obtenga más información sobre el equipo de oncología (en inglés).

Antes de su cirugía

Reunión con el equipo quirúrgico. Antes de la cirugía, usted se reunirá con el cirujano o el equipo quirúrgico. Analizarán su registro médico, realizarán un examen físico y evaluarán la necesidad de cirugía.

Autorización para la cirugía. Su cirujano o el equipo quirúrgico hablarán con usted sobre los riesgos y beneficios de la cirugía. También analizarán las posibles alternativas a la cirugía. Si decide realizarse la cirugía, su equipo le solicitará que firme un formulario de consentimiento informado. Firmar significa lo siguiente:

  • Usted da su permiso por escrito para recibir el tratamiento.

  • Su equipo le brindó información acerca de su cirugía y otras opciones.

  • Usted elige realizarse la cirugía.

  • Usted comprende que no se garantiza que la cirugía proporcione los resultados deseados.

 Pruebas y análisis antes de la cirugía. Es posible que antes de la cirugía necesite ciertas pruebas. Hable con su médico para saber qué pruebas necesitará. A continuación se indican algunos ejemplos.

Dejar de fumar. Si es fumador, le sugerimos dejar de fumar al menos 2 semanas antes de la cirugía. Dejar de fumar puede ayudar al cuerpo a recuperarse más rápidamente después de la cirugía.

Evitar ciertos alimentos y bebidas. Consulte a su médico qué debe (o no debe) comer o beber durante las 24 horas previas a la cirugía.

Tomar los medicamentos. Informe al equipo quirúrgico todo medicamento y suplemento dietario o a base de hierbas que esté tomando. Esto incluye los fármacos con receta y de venta libre. El médico y el anestesista le dirán si debe seguir tomando esos medicamentos antes de la cirugía y cuándo debe dejar de tomarlos.

Qué debe usar y traer. Cuando llegue al hospital, es posible que deba quitarse la ropa o las alhajas que pudieran interferir con la cirugía. Luego, deberá ponerse una bata de hospital. Deje las alhajas y otros objetos de valor en su casa o con un miembro de la familia en el área de espera. Use también anteojos la mañana de la cirugía, en lugar de lentes de contacto. Es más fácil quitarse los anteojos antes de la cirugía. Puede traer sus lentes de contacto, el estuche y la solución para usarlos mientras se recupera de la cirugía. Normalmente, también se le pedirá que no use maquillaje el día del procedimiento quirúrgico.

Otras consideraciones.

  • Consulte al proveedor de seguros para saber si necesita obtener la aprobación previa de la cobertura de seguro antes de la cirugía.

  • Si existe un riesgo de pérdida de sangre durante la cirugía y si faltan más de 4 semanas para el procedimiento, pregunte al equipo quirúrgico si sería útil extraerle sangre y almacenarla en caso de que se necesite durante la cirugía.

  • Considere que un miembro de la familia o un amigo lo acompañen el día de la cirugía. Después de la cirugía, el médico le informará cómo resultó la operación.

  • Organice su atención durante la fase de recuperación, incluido al traslado a su casa desde el hospital.

  • Si tiene alguna pregunta, pídale al equipo de atención quirúrgica que le aclare las indicaciones. Asegúrese también de recibir indicaciones para su cuidado después de volver a su casa.

  • Considere la posibilidad de programar sus citas de atención de seguimiento antes de la cirugía.

  • Pregunte cuándo, después de la cirugía, podrá comenzar a reanudar sus actividades físicas habituales.

Durante la cirugía

Posiblemente reciba algún tipo de anestesia durante la cirugía. Existen distintos tipos de anestesia, según el tipo de cirugía.

  • La anestesia local es una inyección que adormece el área donde se necesita la cirugía. La anestesia local se usa para procedimientos que se realizan en el consultorio del médico, como la extirpación de un lunar.

  • La anestesia regional bloquea el dolor en una parte mayor del cuerpo. Generalmente, esto se realiza adormeciendo los nervios de la zona en la que se necesita cirugía y alrededor de esta. Es posible que los pacientes que tienen anestesia regional reciban sedación consciente, también denominada “cuidado anestésico monitorizado”. Esto ayuda al paciente a relajarse y, a veces, a dormir durante el procedimiento.

  • La anestesia general deja a la persona en un estado de inconsciencia durante un procedimiento mayor. La anestesia general se administra a través de una máscara facial, una aguja intravenosa (i.v.) que se inserta en una vena del brazo o una combinación de ambas. Luego, el anestesista generalmente coloca un tubo en la garganta para ayudar con la respiración, proporcionar oxígeno y, en ocasiones, administrar anestesia. El anestesista controla cuidadosamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el oxígeno durante la operación. Por lo general, el paciente no está consciente de nada hasta que la anestesia deja de tener efecto después de la operación.

Obtenga información más detallada sobre estos tipos de anestesia.

Después de que reciba anestesia, el equipo quirúrgico limpiará y afeitará el área del cuerpo donde se necesita la cirugía. Esto ayuda a reducir el riesgo de infección.

Una vez que finalice la cirugía, pasará al área de recuperación.

Después de la cirugía

Normalmente, el tiempo de recuperación depende del tipo de cirugía y del tipo de anestesia administrada durante la cirugía.

Después de la anestesia local. Si tuvo anestesia local, es posible que pueda volver a su casa poco tiempo después del procedimiento.

Después de la anestesia regional. Si tuvo anestesia regional con sedación consciente, deberá ser cuidadosamente controlado en una sala de recuperación hasta que la anestesia deje de tener efecto. Por lo general, se necesitan de 1 a 2 horas para que la anestesia deje de tener efecto. Puede sentirse aturdido durante un tiempo después de la cirugía.

Después de la anestesia general. Deberá ser cuidadosamente controlado en una sala de recuperación hasta que la anestesia deje de tener efecto, en 1 a 2 horas. Además de sentirse aturdido, es posible que sienta dolor en la garganta por el tubo de la anestesia. También es posible que sienta dolor si hay tubos en el lugar de la cirugía para drenar el exceso de líquido o si tuvo un catéter. Un catéter es un tubo que se coloca en la vejiga para permitir que la orina salga del cuerpo. También es posible que sienta dolor al despertarse. El equipo de atención médica le dará medicamentos para aliviar el dolor. Cuando se estabilice, se le llevará a la sala del hospital o le permitirán que vuelva a su casa.

Antes de dejar el hospital, programe citas de seguimiento para que el médico pueda controlar su recuperación constante. También es importante que siga las indicaciones de recuperación impartidas por el médico o enfermero.

Consejos para recuperarse de la cirugía

Las sugerencias a continuación pueden ayudar a acelerar la recuperación:

  • Consulte al médico sobre la actividad física después de la cirugía. Es importante que camine en cuanto pueda para favorecer la circulación de la sangre y evitar la formación de coágulos.

  • Pida una derivación a un fisioterapeuta, si fuera necesario. La fisioterapia podría ser una parte importante de su recuperación. Puede ayudar a aumentar la fuerza y la flexibilidad, y algunos pacientes pueden comenzar el día siguiente de la cirugía. Es posible que reciba un programa de ejercicios en el hogar, pero es importante que siga las instrucciones específicas del médico y del fisioterapeuta.

  • Realice ejercicios de respiración profunda para ayudar a reexpandir los pulmones y reducir el riesgo de neumonía, si el médico se lo recomienda.

  • No fume durante la recuperación. Si fuma, hable con el equipo de atención médica sobre los recursos para ayudarlo a dejar de fumar.

  • Hable con el personal de enfermería o con el dietista del hospital sobre cuál es la nutrición adecuada y cuándo volver a consumir los alimentos habituales.

  • Informe al médico y al personal de enfermería si siente algún dolor para que puedan ayudarlo a controlarlo.

  • Controle si presenta sangrado inusual, infecciones y reacciones alérgicas a la anestesia o a los fármacos, entre otros, náuseas, falta de aire y mareos. El equipo de atención médica le explicará los signos y síntomas que debe controlar y le dirá cuando comunicarse con ellos para informarlos (en inglés).

  • Si tiene fiebre, drenaje excesivo de la incisión quirúrgica, enrojecimiento o hinchazón excesiva en el lugar de la incisión, o náuseas y vómitos persistentes, comuníquese con el equipo de atención médica.

  • Pregúntele al médico o al personal de enfermería cuándo y cómo cambiarse la venda, también llamada apósito. Si bien la venda se usa para ayudar a que la incisión se cure o para proteger contra la infección, dejarla mucho tiempo puede demorar la cura o provocar infección.

Más información

Cómo se trata el cáncer

¿Qué es la cirugía oncológica?

Efectos secundarios de la cirugía