Sexualidad y tratamiento contra el cáncer: mujeres

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 04/2017

Puede experimentar cambios físicos y emocionales durante el tratamiento y después de este. Estos pueden afectar su deseo y capacidad para tener relaciones sexuales. Incluso los tratamientos que no están dirigidos a los órganos reproductivos pueden afectar lo siguiente:

  • la imagen corporal;

  • el estado de ánimo;

  • el nivel de energía;

  • el sentido de bienestar.

Hable de manera abierta sobre su sexualidad con su equipo de atención médica. Pueden evaluar los síntomas y abordar sus inquietudes antes, durante y después del tratamiento.

Síntomas y efectos secundarios

Los problemas sexuales pueden desarrollarse durante el tratamiento, inmediatamente después o años después de este. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma, incluidos síntomas nuevos o un cambio en los síntomas.

Posibles efectos secundarios sexuales:

  • disminución o pérdida del deseo sexual;

  • incapacidad de alcanzar o mantener la excitación sexual;

  • disminución o pérdida de lubricación;

  • dificultad o incapacidad para alcanza el orgasmo;

  • dolor durante las relaciones sexuales;

  • dolor o adormecimiento de los genitales.

Tratamientos que afectan la salud sexual

Estos tratamientos a menudo afectan la salud sexual de la mujer, ya sea de manera directa o indirecta:

Radioterapia. Los efectos secundarios de la radioterapia a menudo disminuyen el deseo sexual. Estos pueden incluir:

  • fatiga

  • náuseas

  • vómitos

  • diarrea

Mientras tanto, la radioterapia en la pelvis puede causar sequedad vaginal, molestia y dolor. Estos efectos secundarios pueden durar varias semanas después del tratamiento. El tejido cicatricial puede formar también el estrechamiento o acortamiento de la vagina. Tales cambios pueden hacer que las actividades sexuales con penetración sean dolorosas o incluso imposibles.

Los períodos menstruales pueden detenerse de repente en mujeres que no han atravesado la menopausia. Esto se llama comienzo temprano de la menopausia. También puede incluir los siguientes síntomas sexuales, que pueden contribuir al dolor durante las relaciones sexuales:

  • disminución del deseo sexual

  • sequedad vaginal

  • comezón en la vulva y la vagina

  • irritación en la vulva y la vagina

Quimioterapia. Los efectos secundarios de la quimioterapia pueden afectar el deseo sexual y la imagen personal. Estos pueden incluir:

  • aumento o pérdida de peso

  • náuseas

  • vómitos

  • diarrea

Los tipos de quimioterapia que se inyectan en la pelvis o la vejiga pueden causar irritación. Esto puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas hasta que el cuerpo sane.

Además, las mujeres más jóvenes corren el riesgo de la pérdida repentina de la función ovárica. Este efecto puede ser transitorio o permanente. 

Otros fármacos. Otros medicamentos que no se utilizan para la quimioterapia pueden disminuir el interés en la actividad sexual. Estos incluyen ciertos analgésicos o antidepresivos.

Cirugía ginecológica. La cirugía en órganos reproductivos puede afectar la longitud de la vagina, los nervios, los músculos y el suministro sanguíneo. La cirugía también puede causar el estrechamiento de la vagina o dolor pélvico crónico. Estos cambios pueden afectar la función sexual. Las mujeres que no han atravesado la menopausia experimentan un comienzo temprano de la menopausia cuando se extirpan los dos ovarios.

Cirugía colorrectal o de vejiga. A veces, en la cirugía se extirpa todo el colon, el recto o la vejiga, o parte de estos órganos.  Esto puede requerir una colostomía o urostomía. Una colostomía (en inglés) es una abertura quirúrgica para que las heces salgan del cuerpo. Una urostomía es una abertura quirúrgica para que la orina salga del cuerpo. Ambos procedimientos pueden afectar la sexualidad y la función sexual.

Cirugía de cáncer de mama. Perder parte o toda la mama puede afectar la imagen corporal. Además, la cirugía puede cambiar o eliminar la sensación de la mama.

Terapia hormonal o endocrina. Los tratamientos antiestrógenos pueden causar síntomas que se observan con la menopausia. Estos incluyen:

  • sofocos

  • sequedad vaginal

  • dolor durante el coito

  • disminución del deseo sexual

Efectos en la salud mental

La salud mental desempeña un papel clave en la sexualidad. Estas afecciones y emociones relacionadas con el cáncer (en inglés) pueden afectar la función sexual:

  • temor a la recurrencia (en inglés), que es el regreso del cáncer

  • sentimientos de impotencia, tristeza o frustración

  • sentimientos negativos sobre los cambios en el cuerpo

  • estrés (en inglés)

  • depresión

  • ansiedad

  • conflictos en la relación o falta de comunicación.

Incluso su pareja puede experimentar estos desafíos de salud mental. Fomente el diálogo con su pareja y comparta cualquier obstáculo para la intimidad.

Manejo de los efectos secundarios

El alivio de los efectos secundarios que afectan a su sexualidad es un aspecto importante de la atención del cáncer. Su equipo de atención médica puede recomendarle maneras para manejar los síntomas. Algunos ejemplos:

Humectantes vaginales. Estos son productos sin hormonas y de venta libre. Proporcionan humectación a la vagina. Esto mejora la salud vaginal y la comodidad durante la actividad sexual.

Lubricantes vaginales. Estos son productos a base de agua, silicona o aceite. Reducen la fricción vaginal para aumentar la comodidad y el placer sexual.

Terapia física del suelo pélvico. Esto ayuda a las mujeres con músculos del suelo pélvico tensos o blandos. Los ejercicios favorecen la relajación y el fortalecimiento de los músculos. Esto también puede reducir el dolor durante las relaciones sexuales.

Dilatadores vaginales. Estos dispositivos estiran la vagina y reducen la estrechez. Esto puede incrementar la comodidad en mujeres que experimentan dolor durante la penetración. Los dilatadores vaginales vienen en diferentes diámetros (anchos). Puede aumentar el tamaño del dilatador a medida que la elasticidad de la vagina mejora. Las personas a menudo los utilizan junto con los ejercicios para el suelo pélvico. Los vibradores también pueden utilizarse como dilatadores vaginales y pueden mejorar el flujo sanguíneo.

Bajas dosis de estrógeno vaginal. Un anillo flexible, una crema o un comprimido administran estrógeno en la vagina. Este puede ayudar a restaurar la salud vaginal. Consulte con su equipo de atención médica si estos medicamentos son adecuados para usted.

Dehidroepiandrosterona (didehydroepiandrosterone, DHEA) intravaginal. Esto puede tratar la sequedad vaginal o el dolor sin aumentar los niveles de estrógeno. Puede ser una buena opción para las mujeres con tipos de cáncer sensibles al estrógeno.

Lidocaína vaginal. Se coloca en la abertura vaginal justo antes de la actividad sexual. Puede reducir el dolor y aumentar la satisfacción.

Muchas veces, estos tratamientos se utilizan en combinación para mejorar la comodidad sexual y el placer.

Además, sus cuidadores pueden abordar los efectos de la salud mental en la sexualidad. Los recursos de apoyo pueden incluir los siguientes:

  • educación

  • asesoramiento

  • grupos de apoyo

  • derivaciones a recursos comunitarios

Recursos relacionados

Citas, sexo y reproducción

Hable con su doctor acerca de la salud sexual (en inglés)

Video Salir adelante: Citas y sexualidad (en inglés)

Efectos secundarios

Más información

Asociación Estadounidense de Educadores Asesores y Terapeutas de Sexualidad (American Association of Sexuality Educators, Counselors and Therapists): Encuentre un profesional (en inglés)

LIVESTRONG: Salud sexual femenina después del cáncer (en inglés)

Sección sobre la salud de la mujer, Asociación Estadounidense de Fisioterapia (American Physical Therapy Association): Localizador de terapistas físicos (en inglés)

Sociedad Internacional para el Estudio de la Salud Sexual de las Mujeres (International Society for the Study of Women’s Sexual Health): Encuentre un proveedor (en inglés)