Prueba de Papanicolaou

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 06/2018

Escuche el podcast de Lineagotica en inglés: Prueba de Papanicolaou: qué esperar, adaptado de este contenido.

La prueba de Papanicolaou es la prueba que se usa con mayor frecuencia para detectar los cambios prematuros en las células que pueden derivar en cáncer de cuello uterino. Esta prueba también se llama citología vaginal. Para la prueba se debe obtener una muestra de células del cuello uterino. El cuello uterino es la parte del útero que se abre a la vagina.

La muestra se coloca en una placa de vidrio o en un frasco que contiene una solución para conservar las células. Luego se envía a un laboratorio para que sea examinada en un microscopio por un patólogo. Un patólogo es un médico que se especializa en interpretar análisis de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades. El patólogo puede identificar las células anormales observando la muestra.

Las células anormales pueden ser cancerosas, pero más frecuentemente presentan cambios celulares precancerosos y tratables, no cáncer de cuello uterino. Es posible que algunas de las células obtenidas del cuello uterino durante una prueba de Papanicolaou se analicen para detectar el virus del papiloma humano, también denominado VPH. La infección por VPH es un factor de riesgo de cáncer de cuello uterino. El VPH se transmite mayormente de una persona a otra durante las relaciones sexuales. Existen distintos tipos o cepas del VPH. Algunas cepas se vinculan más estrechamente con determinados tipos de cáncer.

Su proveedor de atención médica puede realizar la prueba de detección de VPH al mismo tiempo que realiza la prueba de Papanicolaou. O es posible que necesite una prueba de detección de VPH solo después de que los resultados de la prueba de Papanicolaou muestren cambios anormales en el cuello uterino. La prueba de detección de VPH se puede realizar también aparte de la prueba de Papanicolaou. Obtenga más información sobre el VPH y el cáncer (en inglés).

La frecuencia con la que debe realizarse una prueba de Papanicolaou depende de su edad, los resultados de pruebas anteriores y otros factores. Conozca más sobre las pautas de detección del cáncer de cuello uterino.

¿Quién realiza la prueba de Papanicolaou?

Generalmente, un ginecólogo realiza la prueba de Papanicolaou. Un ginecólogo es un médico que se especializa en el tratamiento de enfermedades de los órganos reproductivos de la mujer. A veces, otros proveedores de atención médica realizan las pruebas de Papanicolaou. Entre ellos se pueden incluir médicos de atención primaria, médicos asistentes o enfermeros profesionales con práctica médica. Si la persona que realiza la prueba es un hombre, es posible que también haya una mujer en la sala, ya sea una asistente o una enfermera.

Si los resultados de la prueba de Papanicolaou muestran la presencia de cáncer de cuello uterino, su proveedor de atención médica la derivará a un ginecólogo o un oncólogo. Un oncólogo es un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer.

¿Cómo debo prepararme para una prueba de Papanicolaou?

A fin de asegurarse de que los resultados de la prueba de Papanicolaou sean lo más precisos posible, no tenga relaciones sexuales durante 2 o 3 días antes de la prueba. Asimismo, para evitar eliminar las células anormales, durante 2 a 3 días antes de la prueba no use lo siguiente:

  • Tampones

  • Espumas anticonceptivas

  • Medicamentos por vía vaginal

  • Duchas vaginales

  • Cremas o polvos vaginales

El mejor momento para programar su prueba de Papanicolaou es al menos 5 días después del final de su período menstrual. La prueba de Papanicolaou se puede realizar durante el período menstrual, pero es mejor programar la prueba en otro momento.

Durante la prueba de Papanicolaou

Su proveedor de atención médica realizará la prueba de Papanicolaou durante un examen pélvico en una sala privada, en su consultorio. Esto solo lleva unos minutos. La prueba puede ser incómoda, pero por lo general no es dolorosa. Es posible que experimente menos molestias si vacía la vejiga antes del examen. Además, intente realizar respiraciones profundas y relajar los músculos durante el procedimiento.

Cuando llegue para realizarse la prueba de Papanicolaou, es posible que su proveedor de atención médica le haga algunas preguntas básicas relacionadas con la prueba. Estas pueden incluir:

  • ¿Está embarazada?

  • ¿Usa algún método anticonceptivo?

  • ¿Qué medicamentos ha utilizado recientemente?

  • ¿Fuma?

  • ¿Cuándo fue su último período menstrual y cuánto duró?

  • ¿Tiene algún síntoma, como picazón, enrojecimiento o llagas?

  • ¿Se ha sometido a alguna cirugía u otro procedimiento de sus órganos reproductivos?

  • ¿Alguna vez obtuvo resultados anormales en una prueba de Papanicolaou anterior?

Antes del procedimiento, es posible que deba ponerse una bata de hospital en un área privada o cuando su proveedor de atención médica se retira de la sala. Durante el procedimiento, se acostará boca arriba en la camilla con los talones sobre los estribos que se encuentran en el extremo de la camilla.

A continuación, el proveedor de atención médica que realiza el examen introducirá con cuidado un instrumento de plástico o metal lubricado en la vagina. Esta herramienta, denominada espéculo, separa lentamente las paredes de la vagina. Esto puede causar cierta molestia.

Después de la inspección visual del cuello uterino, su proveedor de atención médica usará un hisopo de algodón o un cepillo cervical para raspar suavemente células de 2 lugares del cuello uterino:

  • Ectocérvix, que es la parte más cercana a la vagina.

  • Endocérvix, que es la parte que está junto al cuerpo del útero. Esta área se denomina la zona de transformación y es el lugar en donde generalmente se desarrolla el cáncer de cuello uterino.

Es posible que sienta un tirón o presión durante la obtención de las células, pero en general, no duele.

Su proveedor de atención médica untará las células en una placa de vidrio para microscopio o colocará las células en un envase con un líquido que conserva la muestra. Luego, enviará la muestra a un patólogo para evaluación.

Después de la prueba de Papanicolaou

Usted puede reanudar sus actividades habituales inmediatamente después de realizarse la prueba de Papanicolaou. Puede tener una pequeña cantidad de sangrado vaginal después de la prueba de Papanicolaou. Pero hable con su proveedor de atención médica si experimenta sangrado en exceso.

Si la prueba de Papanicolaou muestra células anormales y el resultado de la prueba de detección de VPH es positivo, su proveedor de atención médica puede sugerir una o más pruebas adicionales. La prueba de Papanicolaou es una excelente herramienta de detección, pero no es perfecta. A veces, los resultados son normales aun ante la presencia de células cervicales anormales. Esto se denomina resultado de la prueba “negativo falso”.

Los exámenes de detección regulares son importantes. Hable con su proveedor de atención médica sobre la frecuencia con la que debe someterse a una prueba de Papanicolaou. Las investigaciones demuestran que casi todos los cambios cervicales se pueden detectar con exámenes de detección regulares y tratar antes de que se vuelvan cancerosos.

Preguntas para hacerle a su equipo de atención médica

Antes de realizarse una prueba de Papanicolaou, considere hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Quién realizará la prueba de Papanicolaou?

  • ¿También me debo realizar una prueba de VPH?

  • ¿Cuándo me darán los resultados de la prueba?

  • ¿Quién me explicará los resultados?

  • ¿Qué sucede si los resultados de la prueba no son normales o no están claros?

  • ¿Qué otras pruebas serán necesarias si los resultados de la prueba indican cáncer?

  • Después de esta prueba, ¿cuándo debo realizarme la próxima prueba de Papanicolaou?

Recursos relacionados

Podcast de Lineagotica: El VPH y el cáncer (en inglés)

Detección de cáncer (en inglés)

Más información

Instituto Nacional del Cáncer: Prueba de Papanicolaou y prueba de detección de VPH