Beneficios de dejar de consumir tabaco

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 01/2019

Existen muchos beneficios físicos y mentales de dejar de consumir tabaco después de un diagnóstico de cáncer. Estos pueden incluir:

  • Sobrevivencia más larga.

  • Tratamiento más exitoso.

  • Menos efectos secundarios y efectos secundarios menos graves de todos los tratamientos contra el cáncer.

  • Recuperación más rápida del tratamiento.

  • Menor riesgo de desarrollar un segundo cáncer.

  • Menor riesgo de infección.

  • Respiración más fluida.

  • Más energía.

  • Mejor calidad de vida.

Riesgos de seguir fumando

Continuar consumiendo tabaco después de un diagnóstico de cáncer aumenta su riesgo de padecer lo siguiente:

  • Peores efectos secundarios de la cirugía. Estos pueden incluir efectos secundarios que afectan al corazón y los pulmones, junto con una recuperación lenta.

  • Peores efectos secundarios de la quimioterapia. Estos pueden incluir infección, fatiga, problemas del corazón y los pulmones, y pérdida de peso.

  • Peores efectos secundarios de la radioterapia. Estos pueden incluir llagas en la boca, pérdida del gusto, peor calidad de voz, y problemas óseos y de los tejidos blandos.

  • Mayor probabilidad de que el cáncer regrese luego del tratamiento.

  • Mayor riesgo de tener otras enfermedades graves causadas por el consumo de tabaco, como enfermedades cardíacas y pulmonares, o un segundo cáncer.

Mitos sobre dejar de fumar

Las siguientes son algunas ideas equivocadas que las personas comúnmente tienen en relación con el tabaquismo.

Mito: No tiene sentido dejar de fumar ahora que tengo cáncer.

Realidad: Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. Las personas que dejan de fumar después de un diagnóstico de cáncer experimentan los siguientes beneficios en comparación con quienes siguen fumando:

  • Una vida más prolongada.

  • Una mejor probabilidad de que el tratamiento sea exitoso.

  • Menos efectos secundarios del tratamiento.

  • Recuperación más rápida.

  • Mejor calidad de vida.

Mito: Dejar de fumar es demasiado estresante para las personas que reciben tratamiento para el cáncer.

Realidad: La adicción a la nicotina es un hábito difícil de romper. Además el proceso de abstinencia puede resultarle molesto. Pero los beneficios de dejar de fumar superan las dificultades.

Mito: Las personas pueden dejar de fumar por sí mismas. No necesitan la ayuda de un profesional de la atención médica.

Realidad: Muchas personas pueden y de hecho dejan de fumar por sí mismas, pero usted puede aumentar sus probabilidades de dejar de fumar de manera efectiva con la ayuda de su equipo de atención médica. Pueden ofrecerle apoyo, información y medicamentos para ayudarlo a dejar de fumar para siempre.

Mito: La mayoría de los medicamentos utilizados para dejar de fumar no son efectivos.

Realidad: Muchos estudios muestran que varios medicamentos pueden reducir los síntomas de abstinencia de la nicotina y aumentar sus probabilidades de superar la adicción a la nicotina. Su equipo de atención médica puede recomendarle el medicamento adecuado para usted.

Recursos relacionados

Cómo hablar con su médico sobre el consumo de tabaco u otro consumo de tabaco

Cómo dejar de fumar y consumir tabaco

Recursos para ayudarlo a dejar de fumar

Más información

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): Perjuicios por fumar cigarrillos y beneficios para la salud al dejar el hábito

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Consejos de exfumadores