Riesgos del humo de segunda mano para la salud

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 01/2019

Aunque usted no fume, puede estar expuesto a humo de segunda mano. Este tipo de humo puede provenir de:

  • Alguien que exhala humo mientras fuma.

  • Una pipa, un cigarrillo o cigarro encendidos.

Es posible que haya escuchado que cuando se recibe humo de segunda mano a esto se lo llama tabaquismo involuntario, contaminación por humo de tabaco, o humo de tabaco en el ambiente.

No existe un nivel seguro de exposición al humo de segunda mano. Incluso estar rodeados del humo de segunda mano durante unos breves momentos puede dañar la salud de una persona. Y el riesgo de padecer problemas de salud aumenta con una mayor exposición.

Humo de segunda mano y enfermedad

El humo del tabaco tiene muchas sustancias nocivas, entre ellas:

  • Benzopireno.

  • Plomo.

  • Monóxido de carbono.

  • Arsénico.

  • Amoníaco.

  • Formaldehído.

  • Un tipo de cianuro.

Muchas de estas sustancias viajan a través del aire hasta los pulmones y el torrente sanguíneo. Esto aumenta el riesgo de enfermarse.

El Director General de Salud Pública de los EE. UU. estima que vivir con una persona que fuma aumenta las probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón entre un 20 y un 30 %. Las investigaciones también sugieren que la exposición al humo de segunda mano puede aumentar el riesgo de otros tipos de cáncer en al menos un 30 %. Estos incluyen cáncer de cuello uterino, cáncer de riñón, cáncer nasofaríngeo, cáncer rectal y tumores cerebrales.

El humo de segunda mano también causa problemas de salud, que incluyen asma y cardiopatías. Las siguientes personas tienen un mayor riesgo de sufrir efectos nocivos para la salud por el humo de segunda mano:

  • Mujeres embarazadas.

  • Niños.

  • Adultos mayores.

  • Personas con afecciones respiratorias o cardiopatías.

La exposición al humo de segunda mano causa inflamación pulmonar y reduce de inmediato los niveles de vitaminas importantes. Estos efectos pueden aumentar las probabilidades de que una persona desarrolle problemas de salud.

Riesgos de salud para los niños

El humo de segunda mano es especialmente peligroso para los bebés y los niños pequeños porque sus organismos y pulmones aún están en desarrollo.

Los niños expuestos al humo de segunda mano tienen un mayor riesgo de padecer las siguientes afecciones:

  • Infecciones de oído.

  • Ataques de asma.

  • Infecciones pulmonares, como bronquitis y neumonía.

  • Tos y sibilancia.

  • Muerte súbita del lactante (Sudden Infant Death Syndrome, SIDS).

Las investigaciones también muestran otros vínculos entre el humo de segunda mano y el bienestar infantil. Algunos ejemplos incluyen:

  • Aumento del riesgo de problemas de salud mental y problemas de aprendizaje.

  • Aumento del riesgo de comenzar a fumar.

Cómo evitar el humo de segunda mano

Muchas veces se piensa que al abriendo una ventana o usando un ventilador se evita la exposición del humo de segunda mano. Pero los estudios muestran que las toxinas del humo no desaparecen. Permanecen en el cabello, la ropa, las alfombras y los muebles. Estas toxinas a menudo se les llama “humo de tercera mano”.

La única manera de evitar la exposición es evitar los lugares donde se fuma, especialmente en lugares cerrados.

A continuación le damos algunos consejos para protegerse a usted y su familia contra el humo de segunda mano:

  • Si fuma, abandone el hábito. Hay muchos recursos para ayudarlo. Hable con su equipo de atención médica acerca de las mejores opciones para usted.

  • No fume ni permita que otras personas fumen dentro de su casa o automóvil. Pida a las personas que fuman que lo hagan afuera.

  • Busque restaurantes, hoteles, automóviles alquilados en los que no se permita fumar.

  • Pida a los cuidadores y familiares que no fumen cerca de usted y de sus hijos.

Leyes antitabaco

Las leyes que favorecen un lugar de trabajo libre de humo han ayudado a disminuir la exposición al humo de segunda mano y los problemas de salud relacionados. La mayoría de los estados han aprobado leyes que prohíben o limitan fumar en lugares públicos, incluido el lugar de trabajo. Casi en la mitad de los estados y Washington D. C. no está permitido fumar en restaurantes y bares. Muchos condados y ciudades también tienen leyes antitabaco. Obtenga información en inglés acerca de sus leyes sobre tabaco en un sitio web diferente.

Recursos relacionados

Beneficios de dejar de consumir tabaco

Riesgos para la salud de los cigarrillos electrónicos, el tabaco sin humo y las pipas de agua

Recursos para ayudarlo a dejar de fumar

Más información

Campaña para un entorno libre de humo para los niños

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Consejos de exfumadores

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): Humo de segunda mano y cáncer