El virus del papiloma humano (VPH) y el cáncer

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 02/2019

El virus del papiloma humano (VPH) en general se contagia de una persona a otra durante el contacto directo de piel con piel. El VPH es la infección por transmisión sexual más frecuente en los Estados Unidos. Hay más de 150 tipos de VPH diferentes. La mayoría de los hombres y las mujeres no tienen síntomas ni problemas de salud que indiquen la presencia de VPH.

A veces, determinados tipos de VPH pueden generar verrugas en distintas partes del cuerpo. Otros tipos de VPH pueden provocar lesiones cancerosas o precancerosas, que son crecimientos anormales que pueden convertirse en cáncer.

Tipos de VPH y cómo se contagia el VPH

La mayoría de los tipos de VPH pueden causar verrugas “comunes”. Estas verrugas crecen en lugares como las manos y los pies. Pero más de 40 de los virus se denominan VPH “de tipo genital”. Estos virus se contagian de una persona a otra cuando sus genitales entran en contacto. Esto ocurre comúnmente durante el sexo vaginal, anal y oral.

El VPH genital puede infectar la zona genital de una mujer, incluida la parte interna y externa de la vagina. También puede afectar la zona genital de un hombre, incluido el pene. En hombres y mujeres, el VPH genital puede infectar el ano o algunas áreas de la cabeza y el cuello. A veces, el VPH genital puede provocar verrugas o lesiones. Estos crecimientos varían en tamaño, forma y cantidad, pero rara vez provocan cáncer. Reciben el nombre de VPH de bajo riesgo e incluyen cepas de VPH-6 o VPH-11.

Cánceres relacionados con el VPH

El VPH de alto riesgo tiene más probabilidades de causar cáncer. En la mayoría de las personas, el sistema inmunitario puede librarse de este tipo de infección. Pero algunas personas desarrollan una infección permanente. A lo largo de muchos años, la infección convierte a las células normales en lesiones precancerosas o en cáncer. Los siguientes tipos de cáncer están vinculados al VPH:

  • Cáncer de cuello uterino. La infección por VPH causa casi todos los cánceres de cuello uterino. Dentro de los cánceres de cuello uterino relacionados con el VPH, alrededor del 70 % son provocados por 2 tipos: VPH-16 o VPHV-18. Fumar puede aumentar el riesgo de cáncer de cuello uterino para las mujeres que tienen VPH. Aunque la mayoría de los cánceres de cuello uterino son provocados por el VPH, es importante recordar que la mayor parte de las infecciones genitales por VPH no provocan cáncer.

  • Cáncer de boca El VPH puede causar cáncer de la boca y la lengua. También puede provocar cáncer orofaríngeo. La orofaringe es la parte media de la garganta, desde las amígdalas hasta la punta de la laringe. Estos cánceres relacionados con el VPH están aumentando en hombres y mujeres. Los cambios en la conducta sexual, incluido un aumento del sexo oral, pueden estar contribuyendo a ese aumento.

  • Otros cánceres. El VPH se asocia con cánceres menos frecuentes, incluido el cáncer anal, vaginal y de la vulva en las mujeres, y el cáncer de pene en los hombres.

Cómo manejar los problemas de salud causados por el VPH

No hay cura para el VPH, pero los médicos a menudo pueden tratar las verrugas y las lesiones precancerosas provocadas por la infección con los siguientes métodos:

  • Un procedimiento de escisión electroquirúrgica en bucle, que usa corriente eléctrica para extirpar el tejido anormal.

  • Técnicas de congelación.

  • Cirugía.

  • Cremas medicinales aplicadas directamente en la piel para las verrugas genitales.

Extirpar las verrugas genitales no significa que una persona ya no tiene VPH. Las verrugas pueden volver a aparecer porque el virus puede permanecer en otras células del cuerpo. Una persona con VPH que no tiene verrugas visibles igualmente puede contagiar el virus a una pareja sexual.

Una infección inactiva puede activarse cuando el sistema inmunitario de una persona está debilitado por una enfermedad o por fármacos que suprimen el sistema inmunitario. El uso de un condón durante la actividad sexual puede disminuir las posibilidades de infectar a su pareja.

Vacunas

Vacunarse contra el VPH reduce el riesgo de infección. Estas vacunas preventivas no pueden curar una infección por VPH existente.

Propósito de la vacuna

El objetivo de la vacunación es prevenir una infección por VPH permanente después de que una persona se expone al virus. La vacuna Gardasil 9 ayuda a prevenir la infección por VPH-16 y VPH-18 y otros 5 tipos de VPH vinculados al cáncer. La vacuna también protege a las personas de los 2 tipos de VPH de bajo riesgo, conocidos por causar el 90 % de las verrugas genitales.

La vacuna Gardasil 9 está aprobada para la prevención del cáncer de cuello uterino, de vulva y vaginal en niñas y mujeres de 9 a 26 años de edad. También está aprobada para prevenir el cáncer de ano en mujeres y hombres y las verrugas genitales en hombres jóvenes y adultos, dentro del mismo rango de edades. Se discontinuó la venta de otras dos vacunas en los Estados Unidos: Cervarix y Gardasil original. Es posible que dichas vacunas sigan usándose fuera de los Estados Unidos.

Eficacia y seguridad de las vacunas

Los estudios indican que las vacunas contra el VPH son seguras y altamente eficaces en la prevención de una infección permanente. Se ha demostrado que la vacuna contra el VPH reduce las lesiones precancerosas. Las investigaciones recientes sugieren que reducir las lesiones precancerosas probablemente dé como resultado menos cánceres.

Esquema de inmunización

Se desconoce cuánto durará una serie única de vacunaciones contra el VPH; tampoco se sabe si la vacunación es indispensable y, si lo es, con qué frecuencia debe realizarse. Por un máximo de 13 años, han estado desarrollándose estudios que hacen un seguimiento de personas que han sido vacunadas. Hasta ahora, el nivel de protección después de la exposición al virus no ha disminuido. Continuar el seguimiento de personas que recibieron una vacuna en ensayos clínicos aportará información importante acerca de si necesitarán la vacuna nuevamente.

Debido a que una vacuna solo puede prevenir la infección y no curar una infección existente, idealmente se administra a las personas antes de que comiencen a ser sexualmente activas. Las personas que ya son sexualmente activas y que podrían ya estar infectadas por el VPH, deben consultar a su equipo de atención médica acerca de la vacunación. Las vacunas pueden protegerlas de los tipos de VPH que no tienen.

Otras estrategias de prevención

Una prueba de VPH es una forma de prevenir el cáncer de cuello uterino en mujeres a partir de los 30 años. Durante esta prueba, un integrante del equipo de atención médica toma una muestra de células del cuello uterino de la mujer. Esta muestra se analiza para detectar los tipos de VPH que se relacionan más frecuentemente con el cáncer de cuello uterino. La prueba de VPH puede realizarse individualmente o combinada con una prueba de Papanicolaou. Esta prueba implica obtener una muestra de células del cuello uterino para detectar cambios anormales en las células. A menudo, se puede usar la misma muestra para ambas pruebas. La prueba de VPH también puede realizarse en una muestra de células de la vagina de una mujer, que ella misma puede obtener.

Las mujeres deben consultar a sus equipos de atención médica acerca de la prueba de VPH. No hay una prueba de VPH recomendada para hombres.

Limitar la cantidad de parejas sexuales es otra forma de reducir el riesgo. Tener muchas parejas sexuales aumenta el riesgo de infección por VPH. El uso de condones no lo protege completamente contra el VPH durante las relaciones sexuales.

Preguntas para hacerle a su equipo de atención médica

Conozca más sobre el VPH haciéndole estas preguntas a su equipo de atención médica:

  • ¿Cuál es mi riesgo de contraer VPH?

  • ¿Cómo puedo reducir mi riesgo de contraer VPH?

  • ¿Puedo contraer VPH genital sin tener relaciones sexuales?

  • ¿Cuáles son algunos de los signos y síntomas de VPH?

  • ¿Debo realizarme una prueba de VPH?

  • Si la prueba indica que tengo VPH, ¿cuál es el próximo paso?

  • ¿Debo aplicarme la vacuna contra el VPH? ¿Por qué sí o por qué no?

  • ¿Son seguras las vacunas contra el VPH? ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

  • ¿Cómo se administra una vacuna contra el VPH? ¿Hace falta más de 1 inyección?

  • ¿Cuánto dura una vacuna contra el VPH?

  • ¿Cubre mi seguro médico el costo de la vacuna contra el VPH?

  • Estoy embarazada y tengo el VPH. ¿Puede perjudicar a mi bebé?

Recursos relacionados

Lo que debe saber sobre el VPH y el cáncer (en inglés)

Guía para el cáncer de cuello uterino

Guía para el cáncer de cabeza y cuello (en inglés)

Guía para el cáncer de ano (en inglés)

Más información

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Infección genital por VPH

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): El VPH y el cáncer