Decisiones sobre la atención del cáncer para adultos mayores

Aprobado por la Junta Editorial de Lineagotica, 05/2018

El tratamiento del cáncer puede resultar un desafío mayor o más complicado para los adultos mayores. Esto es así debido a que los adultos mayores son más propensos a tener afecciones de salud crónicas, como diabetes o enfermedad cardíaca. Aun cuando esté sano, su cuerpo muy probablemente responderá de manera diferente que el de una persona más joven. Por ejemplo, es más probable que los adultos mayores tengan efectos secundarios graves de la quimioterapia.

Sin embargo, la edad no debería ser el único factor en sus decisiones de tratamiento. El tratamiento del cáncer puede ayudar a personas de cualquier edad. Este artículo lo ayuda a pensar en las decisiones de tratamiento y a elegir.

Por qué sus decisiones son importantes

En el pasado, los médicos a veces tomaban decisiones sin consultar con sus pacientes. Hoy en día, la situación es diferente. Su equipo de atención médica quiere conocer sus inquietudes y responder sus preguntas. También considera que usted tiene derecho a tomar sus propias decisiones. Trabajar con su equipo de atención médica para elaborar un plan de tratamiento puede ayudarlo a sentir que tiene más control.

Qué considerar

Antes de tomar cualquier decisión de tratamiento, converse con su equipo de atención médica acerca de:

  • El tipo de cáncer, si se ha diseminado y cuánto.

  • Todas sus opciones de tratamiento, y los riesgos y beneficios de cada una.

  • Cualquier otra afección médica que podría ocasionar problemas con el tratamiento o aumentar su riesgo de efectos secundarios.

  • Cómo el tratamiento del cáncer puede afectar su salud física, salud emocional y estilo de vida.

Pensar en su situación personal también es muy importante. Usted podría querer considerar:

  • Posibles desafíos emocionales y sociales. ¿Quién puede ayudarlo con su atención y proporcionar apoyo emocional? Si vive solo, ¿se sentirá solo o aislado de otras personas? ¿Cómo puede recibir ayuda durante el tratamiento?

  • Desafíos financieros. Es más probable que los adultos mayores tengan un presupuesto limitado, vivan de una renta fija o ambas situaciones. Pero los costos de tratamiento varían según distintos factores. Existen recursos para ayudar a los pacientes con los costos de la atención. Pregúntele al equipo de atención médica acerca de las formas en las que puede obtener ayuda financiera con el tratamiento del cáncer.

Además, considere cómo será su vida física, emocional y socialmente. En su conjunto, estos factores se denominan calidad de vida. Piense en cada una de las áreas enumeradas a continuación:

  • Comodidad física

  • Relaciones

  • Nutrición

  • Capacidad para seguir cuidándose, realizar sus actividades habituales o vivir independientemente

  • Seguridad financiera

  • Tener una vida con sentido

  • Sus ideas acerca de una muerte digna o en paz

Es importante que converse sinceramente con su equipo de atención médica acerca de lo que significa la calidad de vida para usted. A veces, manejar los efectos secundarios del tratamiento puede marcar una diferencia importante en su calidad de vida.

Obtenga más información sobre cómo tomar decisiones sobre el tratamiento del cáncer (en inglés).

Sus metas de tratamiento del cáncer

Sus metas de tratamiento del cáncer dependen de muchos factores. Por ejemplo, el tipo de cáncer y si se ha diseminado influirá en sus metas.

Las metas del tratamiento incluyen:

  • Liberarse del cáncer

  • Vivir más, incluso con cáncer

  • Tener menos síntomas del cáncer y efectos secundarios del tratamiento

  • Mantener sus habilidades físicas y emocionales

  • Tener una cierta calidad de vida

Sus objetivos podrían ser diferentes de los de una persona más joven. Por ejemplo, para una persona sana más joven el objetivo podría ser curar el cáncer, aun cuando el tratamiento sea muy difícil. Algunos pacientes están en condiciones de recibir un tratamiento agresivo. Este podría no ser su caso.

Dependiendo de su edad y su salud, es posible que para usted sea más importante sentirse bien que curar el cáncer permanentemente. Esto podría ser especialmente cierto si su cónyuge o pareja ya murió, si tiene una afección médica crónica, o si considera que su calidad de vida es deficiente.

Pero si está muy saludable y disfruta muchas actividades, podría desear recibir un tratamiento agresivo. Podría tener planes muchos años a futuro. De ser así, tal vez desee que su equipo de atención médica haga todo lo posible por curarlo.

Si usted y su familia no están de acuerdo

Sus familiares, amigos y cuidadores podrían tener ideas diferentes acerca de su tratamiento. Podrían querer que reciba un tratamiento más agresivo. O bien podrían intentar evitar que reciba ciertos tratamientos.

Si esto sucede, su equipo de atención médica puede ayudarlo a hablar con su familia y sus amigos. A veces, lo mejor es que su familia y sus amigos más cercanos se reúnan con usted y su médico para hablar sobre el mejor plan de tratamiento. Recuerde que siempre tiene derecho a tomar sus propias decisiones de tratamiento.

Opciones de tratamiento del cáncer para adultos mayores

Es posible que reciba solo un tipo de tratamiento o una combinación de tratamientos. Los principales tratamientos del cáncer para personas de todas las edades son:

  • Cirugía

  • Quimioterapia o terapia dirigida

  • Radioterapia

Cómo la cirugía del cáncer puede afectar a los adultos mayores

Como otros tratamientos, la cirugía tiene riesgos. Los riesgos pueden ser más elevados al envejecer debido a que su cuerpo no siempre funciona como lo hacía. Antes de la cirugía, usted y su médico deberían considerar lo siguiente:

La función cardíaca. La cirugía puede empeorar los problemas cardíacos. Es importante considerar la función cardíaca antes de realizarse la cirugía. Los adultos mayores tienen enfermedad cardíaca o latidos irregulares con más frecuencia que las personas más jóvenes. Además, su corazón podría no tolerar cambios en la presión arterial también. Esto puede suceder durante la cirugía.

Función renal. En la cirugía pueden usarse muchos fármacos. También podría recibir muchos líquidos para mantener el cuerpo en funcionamiento. Los riñones tienen que procesar los fármacos y los líquidos. Si los riñones no funcionan tan bien como solían hacerlo, la cirugía puede ocasionar problemas.

Función hepática. A medida que envejece, menos sangre fluye al hígado para ayudarlo a funcionar. El hígado metaboliza los fármacos. Si no funciona como debería, es más probable que usted tenga una reacción a los fármacos necesarios para la cirugía.

Función pulmonar. A medida que envejece, los pulmones no retienen la misma cantidad de aire. Y podrían no funcionar todo lo bien que se necesita para que el aire ingrese y salga del cuerpo. Si tiene una afección pulmonar como enfisema o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), puede tener problemas para recuperarse de la anestesia. Esto incluye los medicamentos que recibe antes de la cirugía y durante esta. Los problemas pulmonares aumentan el riesgo de tener neumonía después de la cirugía, lo cual puede ser muy grave.

Consideración de los riesgos y beneficios de la cirugía

Es importante que converse con su equipo de atención médica acerca de los riesgos y beneficios de la cirugía para el cáncer. Si la cirugía es riesgosa para usted, converse sobre otros tratamientos.

Si tiene algún problema de salud, o su médico está preocupado por los riesgos, puede ser necesario que se realice otras pruebas antes de la cirugía. Estas pueden incluir análisis de sangre, electrocardiogramas (llamados ECG o EKG; en inglés), pruebas de la función pulmonar y radiografías.

Además, podría querer consultar a un tipo de médico que se denomina geriatra. Este es un especialista que atiende a los adultos mayores. Este médico puede controlar su salud general y conversar con usted acerca de los riesgos y beneficios de la cirugía.

Obtenga más información sobre la cirugía oncológica.

Planificación del período posterior a la cirugía

Converse con su equipo de atención médica acerca de lo que necesita después de la cirugía. Dependiendo de su salud, es posible que necesite una atención diferente de la de una persona más joven. Pregunte si podría necesitar:

  • Asistente de atención médica en el hogar

  • Enfermero a domicilio

  • Fisioterapia

  • Trabajador social

  • Grupos de apoyo

  • Recomendaciones de ayuda en su comunidad

Planificar su atención posterior a cirugía es importante. Tener un plan detallado hace que sea más probable una recuperación exitosa.

Cómo la quimioterapia puede afectar a los adultos mayores

A diferencia de la cirugía, la quimioterapia puede llevar mucho tiempo. A menudo, los médicos administran quimioterapia en muchos tratamientos a lo largo de algunas semanas o meses. Luego, podría tomarse un descanso y realizar más tratamientos en lo sucesivo. Incluso con descansos, la realización de muchos tratamientos puede conducir a períodos más largos de debilidad. Si es un adulto mayor, la quimioterapia podría afectarlo de manera diferente que a una persona más joven. Por ejemplo, los adultos mayores tienen un mayor riesgo de efectos secundarios de la quimioterapia. Estos efectos secundarios pueden afectar su calidad de vida.

Efectos secundarios de la quimioterapia

A diferencia de la radioterapia y la cirugía, la quimioterapia afecta su cuerpo completo. Esto aumenta el riesgo de los efectos secundarios. Los pacientes mayores y más jóvenes experimentan efectos secundarios similares. Pero, por lo general, los adultos mayores los tienen con mayor frecuencia. A veces, los adultos mayores con cáncer van al hospital por una reacción a la quimioterapia.

Los efectos secundarios pueden incluir los siguientes:

  • Menos células de la sangre, lo que también se denomina bajos recuentos sanguíneos. Puede tener menos glóbulos blancos, glóbulos rojos o un tipo de células llamadas plaquetas. Los bajos recuentos sanguíneos aumentan el riesgo de infección, anemia, sangrado y moretones. La anemia es una disminución en la cantidad de glóbulos rojos. Puede hacer que se sienta cansado y ocasionarle otros problemas.

  • Problemas estomacales y digestivos. Pueden incluir náuseas, vómitos, diarrea y deshidratación. La deshidratación es la falta de suficientes líquidos para que el cuerpo funcione bien.

  • Daño al sistema nervioso. Puede afectar el pensamiento o el juicio de una persona. También puede aumentar la pérdida de memoria, cansarlo y producir daño nervioso.

Para que estos efectos secundarios sean menos graves, o menos probables, el médico puede:

  • Determinar si tiene problemas de salud antes de iniciar la quimioterapia.

  • Ajustar la dosis o tipo de fármaco.

La quimioterapia y sus otros medicamentos

Es más probable que los adultos mayores tomen medicamentos regularmente para otras afecciones médicas en comparación con las personas más jóvenes. Estos medicamentos podrían afectar los fármacos quimioterapéuticos. O la quimioterapia podría afectar cómo funcionan sus medicamentos regulares.

Para ayudar a prevenir problemas, haga una lista de todos sus medicamentos. Esto incluye los que se toman sin receta, así como las vitaminas, los suplementos y los medicamentos a base de hierbas. Asegúrese de enumerar todos los medicamentos, incluso los medicamentos que no toma a diario. Comparta esta lista con su equipo de atención médica.

Obtenga más información sobre la quimioterapia.

Cómo la radioterapia puede afectar a los adultos mayores

La radioterapia podría ser su único tratamiento. O podría recibirla antes o después de la cirugía o la quimioterapia. Generalmente, no permanecerá internado en el hospital para recibir radioterapia. Pero podría ser necesario ir para recibir tratamiento con frecuencia, a veces todos los días durante varias semanas.

La radioterapia puede provenir de una máquina externa al cuerpo. O su médico puede colocarle piezas diminutas de material radioactivo dentro de su cuerpo, cerca del tumor.

Obtenga más información sobre la radioterapia.

Consideración de los riesgos y beneficios de la radiación

Hable con su equipo de atención médica sobre lo siguiente:

  • El costo del tratamiento.

  • Si necesita estar fuera de su casa.

  • El cronograma del tratamiento.

  • Cómo mantener una dieta saludable durante el tratamiento.

Dependiendo de su salud, su médico podría recomendarle un tratamiento menos intenso por un período de tiempo más corto que para alguien más joven.

Generalmente, a los adultos mayores les va bien con la radioterapia. Los efectos secundarios dependen del tipo y de la dosis de radioterapia, y de dónde se encuentra el cáncer. Por ejemplo, la radioterapia para el cáncer de próstata puede ocasionar diferentes efectos secundarios a los de la radioterapia para el cáncer de cabeza y cuello. Obtenga más información sobre la radioterapia para tipos de cáncer específicos.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios de investigación en los que participan personas. Las personas en ensayos clínicos se ofrecen como voluntarias para ayudar a los investigadores a obtener más información acerca de fármacos y tratamientos nuevos.

Como el 60 % de las personas con cáncer tienen más de 65 años, es muy importante que los estudios de investigación incluyan a adultos mayores. Los médicos necesitan aprender qué tratamientos actúan mejor en adultos mayores. También necesitan saber si esos tratamientos podrían funcionar de manera diferente que en personas más jóvenes. Converse con su equipo de atención médica acerca de los ensayos clínicos disponibles y en qué se diferencian del tratamiento estándar.

Obtenga más información sobre los ensayos clínicos.

Otros tipos de tratamiento del cáncer

El alivio de los síntomas y de los efectos secundarios de una persona es un aspecto importante de la atención del cáncer. Esto se denomina cuidados paliativos o atención de apoyo. Puede ser especialmente importante para los adultos mayores. Esto es así porque los adultos mayores pueden tener más efectos secundarios, especialmente de la quimioterapia. O su cuerpo puede no recuperarse tan rápido de la cirugía como el de alguien más joven, lo cual puede provocar más síntomas.

Los cuidados paliativos también incluyen recibir toda la ayuda que usted y su familia necesitan durante el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. Todos pueden recibir cuidados paliativos en cualquier momento. Es importante que pida ayuda cuando la necesite.

Atención del cáncer en etapa avanzada

El cáncer en etapa avanzada es el cáncer que los médicos no pueden curar. También se denomina cáncer en estadio terminal o cáncer terminal. Aunque su equipo de atención médica no puede curar el cáncer avanzado, sí lo puede tratar. Y usted puede tener una buena calidad de vida de todos modos.

Las opciones de tratamiento para cáncer avanzado incluyen:

  • Tratamiento estándar. El tratamiento actual o más efectivo disponible.

  • Ensayos clínicos. Estudios de investigación que estudian nuevos fármacos y tratamientos.

  • Cuidados paliativos. Cuidados que ayudan a que viva lo más confortablemente posible.

  • Cuidados para enfermos terminales. Son los cuidados que lo ayudan a usted y a su familia a enfrentarse a la muerte. Estos cuidados también están disponibles cuando ya no está recibiendo tratamiento para curar el cáncer.

Comprender estos tipos de cuidados puede ayudarlos a usted y a su equipo de atención médica a planificar sus necesidades, objetivos y deseos. Obtenga más información sobre el cáncer avanzado.

Preguntas para hacerle a su equipo de atención médica

Después de conocer sus opciones de tratamiento y su salud, podría necesitar más información. Las siguientes son algunas preguntas que puede hacerle a su equipo de atención médica.

  • ¿Es curable mi cáncer?

  • ¿Cuál es mi posibilidad de recuperación?

  • ¿Cuáles son todas mis opciones de tratamiento?

  • ¿Cuál es el objetivo de cada tratamiento?

  • ¿Qué tratamiento recomienda? ¿Por qué?

  • ¿Cómo me ayuda este tratamiento?

  • ¿Cuáles son algunos riesgos y efectos secundarios posibles de este tratamiento?

  • ¿Deberé permanecer en el hospital para el tratamiento? ¿O puedo quedarme en mi casa e ir al hospital o la clínica durante el día?

  • ¿Cuánto durará cada tratamiento?

  • ¿Cómo afectará este tratamiento mi vida cotidiana? ¿Podré realizar mis actividades habituales?

  • Si me preocupa cómo afrontar los costos relacionados con mi atención para el cáncer, ¿quién me puede ayudar con estas inquietudes?

  • ¿De qué manera puedo mantenerme lo más saludable posible durante el tratamiento?

  • ¿A quién debo llamar si tengo preguntas o surgen problemas?

  • ¿Qué servicios de apoyo están disponibles para mí y mi familia?

Encuentre más preguntas para hacerle a su equipo de atención médica.

Recursos relacionados

Cinco conversaciones para mejorar la atención del cáncer para adultos mayores hispanos

Efectos secundarios

La importancia de tomar correctamente su medicamento (en inglés)

Cáncer en los adultos mayores